• Un estudio realizado por Sodexo Beneficios e Incentivos destacó que el 81% de la población cree que para el desarrollo del país, es fundamental potenciar las ideas de nuevos proyectos. Sin embargo, el 58% señaló nunca ha tenido la iniciativa ni tiene planes de hacerlo.

 El emprendimiento es una realidad en Chile, no por nada, se ha posicionado como el país con mayor porcentaje de startups de la OCDE. Por esto, cada vez se hace más necesario potenciar la innovación y los nuevos proyectos. Sin embargo, siguen existiendo barreras para el desarrollo de estas iniciativas como el miedo al fracaso y el financiamiento.

Así lo demostró el estudio “Emprendo en Chile” realizado por Sodexo Beneficios e Incentivos, el cual arrojó que el 81% de las personas afirma que los nuevos negocios son fundamentales para el desarrollo del país, pero un 57% reconoce que es difícil partir uno en Chile.

“Es un hecho a nivel mundial que el desarrollo de los países va de la mano con el emprendimiento y la innovación. Sin embargo, en Chile muchos de los proyectos que comienzan tienen varias trabas que no les permiten crecer. La principal es el financiamiento y, según las cifras del estudio, los chilenos lo tienen claro, ya que el 64% afirma que la falta de capital es lo que hace más difícil comenzar con un emprendimiento”, explica Gonzalo Hernández, Director Comercial de Sodexo Beneficios e Incentivos .

Además, señala el experto, la comodidad en el actual trabajo, hace que un 26% de la población no quiera emprender. Otras razones por las que las personas no comienzan un proyecto son el miedo al fracaso y tener que empezar de nuevo (20%), y la falta de incentivos para emprender en el país (19%). “Esto explica la razón de por qué un 58% de la población nunca ha tenido la iniciativa de emprender o que tampoco tiene interés de hacerlo”, agrega.

Por el contrario, el estudio señala que el 57% de los encuestados nunca ha emprendido, pero le gustaría  hacerlo en el futuro. “De este porcentaje, el 51% son mujeres y los rangos de edad que muestran tener más motivación son personas entre 15 y 34 años y mayores de 50 años”, comenta Hernández.

Según cuenta el experto, esto se debe a que el 40% afirma que su calidad de vida es mejor respecto a flexibilidad de horario y lugar de trabajo, entre otras cosas, que aquellos que trabajan en grandes empresas, algo realmente valorado en esas generaciones, pese a que la mayoría tiene claro que las personas que trabajan en emprendimientos cuentan con menos beneficios.