Educar el corazón y la mente como solución a los problemas sociales de niños y adolescentes

La educación para la paz, la prevención del acoso y maltrato escolar y el aprendizaje socioemocional se han vuelto una necesidad en las aulas de niños y adolescentes. Al respecto, la Universidad  Emory en Atlanta  está realizando el lanzamiento mundial del Aprendizaje Social, Ético y Emocional -SEE Learning , por sus siglas en inglés- y que llega a Chile de forma pionera a través del Colegio Francisco Varela, luego de su primer proceso de implementación en un colegio de Arica.

Tras dos décadas de una colaboración intercultural entre dicha universidad, la “Teoría de las Inteligencias Múltiples” de Daniel Goleman y el Dalai Lama, quien por largo tiempo ha indicado y solicitado la educación del corazón y la mente, el programa del Aprendizaje SEE presenta un enfoque secular y basado en la ciencia para traer a la educación el desarrollo social, emocional y ético del niño en su totalidad.

El Aprendizaje SEE busca promover en los estudiantes la Conciencia –cultivando habilidades de atención-, la Compasión y el  Compromiso, dominios que se pueden abordar  desde el ámbito Personal, Social y Sistémico. De esta manera se lograrán ciudadanos más comprometidos y  una sociedad más amable y compasiva.

“La educación en los hogares y colegios debería tener un rol fundamental para formar individuos no solo instruidos científica y matemáticamente –por decirlo de algún modo, sino también social, emocional y éticamente. De esta manera se podrían evitar estas preocupantes cifras de consumo de drogas, el bullying y otras consecuencias peores”, comenta Enrique Corthorn,  del Colegio Francisco Varela y promotor de esta iniciativa.

Ante esta preocupación, el Colegio Francisco Varela ha organizado la visita realizada los días 7, 8 y 9 de mayo, de dos de los más reconocidos exponentes del Aprendizaje SEE  Tsondue Samphel, Coordinador Internacional del Programa  de la Universidad Emory en Atlanta y Christa M. Tinari,  consultora de aprendizaje y currículo del Programa de Aprendizaje Social, Emocional y Ético de la misma casa de estudios. Ambos realizaron tres días de talleres teóricos y prácticos, y charlas con alumnos, apoderados y profesores del colegio y al público en general.

Tsondue Samphel tiene una importante función en la Iniciativa para la Ciencia Emory-Tíbet (ETSI), un programa creado por la invitación de Su Santidad el Dalai Lama que desarrolla e implementa un plan de estudios integral de ciencias específicamente para monjes tibetanos, traduciendo y creando un vocabulario científico actualizado en idioma tibetano.

Mientras que Tinari, durante veinte años ha aportado su experiencia en educación para la paz, prevención del acoso y maltrato escolar y aprendizaje socioemocional para incontables líderes educativos, miembros de la comunidad y estudiantes de todas las edades.

En la realidad chilena, el Aprendizaje SEE surge como un concreto y efectivo primer paso para la transformación de una niñez y juventud donde el bullying, tristemente, es una realidad que ha afectado seriamente la vida de muchos. Los colegios, profesores y apoderados deben tomar un rol activo en su transformación personal así como en facilitar la transformación de los estudiantes, para así llegar a una sociedad más equitativa, compasiva y justa en el marco de la creación de una cultura de paz.