“Las normas constitucionales y la convención internacional disponen que toda persona que habita el Estado de Chile es titular del derecho, a contraer matrimonio y fundar una familia”, asegura el máximo Tribunal.

“Las normas constitucionales y la convención internacional disponen que toda persona que habita el Estado de Chile es titular del derecho, a contraer matrimonio y fundar una familia, en lo cual la autoridad tiene el deber de ampararla, por lo mismo, no puede ser turbado en el ejercicio de ese derecho”.

Este fue uno de los párrafos que formaron parte de un fallo de la Corte Suprema que ordenó al Registro Civil celebrar el matrimonio entre un chileno y una ciudadana extranjera en situación irregular.

Y por supuesto, alertaron a Fundación Iguales. Su presidente ejecutivo, Juan Enrique Pi, dijo que “la Corte ha sostenido antes la existencia de derechos fundamentales que no necesariamente se encuentran expresamente declarados en el texto fundamental y, entre ellos, está el derecho a contraer matrimonio”.

Fuente: La tercera