La noche del domingo, Iquique empezó a recuperar parte de sus tradiciones, con el alegre transitar del primer carro navideño que recorrió las calles de Iquique y de Alto Hospicio, regalando no solo pastillas sino que cientos de sonrisas a niños y niñas que ya empiezan a pensar o soñar con el “Viejito Pascuero”.

El carro navideño fue una iniciativa de Recynor, la única empresa iquiqueña dedicada al reciclaje inteligente, consumo responsable con el medioambiente, y soluciones efectivas para el desarrollo de una economía circular.