En Alto Hospicio

Adultos mayores y personas con discapacidad que componen la feria “Sol y Vida” se encuentran ad portas de oficializar su agrupación con la personalidad jurídica que le reportará tranquilidad para trabajar en el trazado de avenida Ramón Pérez Opazo entre calle Chacas y comienzo del estacionamiento de avenida La Pampa.

El lugar en donde por años se ha ejercido el comercio informal, pronto será oficializado con la entrega de la personalidad jurídica que agrupa a 18 personas de la tercera edad y personas con discapacidad.

Miriam Opazo, quien presenta una discapacidad física, es la coordinadora de la Feria “Sol y Vida” que está pronto a obtener la personalidad jurídica del sector en donde se ejerce el comercio informal. “Gracias al municipio, a través de la Oficina del Adulto Mayor se gestionó la documentación que acreditará formalmente a la Feria “Sol y Vida” en la comuna, con la que también podrán postular a proyectos de gobierno que vayan en su propio beneficio”, aseguró.

Reiteró que con esta formalización legal, todos los que trabajan en el lugar ya no tendrán la intranquilidad de estar luchando por un puesto. ”Ahora cada uno de ellos cuenta con un espacio con nombre y número para ofrecer sus productos”, apuntó.

Mery Paredes que vende productos de bazar, paquetería y zapatos está feliz por la adjudicación de un lugar fijo que ya nadie le podrá quitar para que realice su negocio. Lo que hace el municipio aquí, precisó, no lo hacen otras autoridades del país. «Yo vivía en Copiapó y nunca pude obtener un espacio físico como el que me están brindando en la comuna para dedicarme al comercio», enfatizó.

Dijo que su precaria situación económica y la escasa pensión de jubilación cercana a los 100 mil pesos, la obligó a reinventarse y optó por dedicarse al comercio informal de diferentes productos que le ayudó a compensar su condición de vida.

En tanto, Estrella Castillo que presenta una situación de invalidez y lleva varios años en ese punto de comercio, se mostró feliz por el reconocimiento oficial que tendrá la feria en que se encuentra. «Ahora estaremos más ordenados y cada comerciante tendrá su puesto de venta y ya no habrá problema y disputas de espacios para vender», agregó.

Asimismo, reiteró que como estarán más organizados se podrá postular a mejores proyectos de emprendimiento que les ayudarán a mejorar su calidad de vida.

Por su parte, Alfredo Cancino, comerciante con discapacidad física que vende papel higiénico, servilletas y toallas húmedas, dijo que con este trámite jurídico, el ejercicio del comercio en la feria de avenida Pérez Opazo le va a significar que cada uno de sus socios posea un lugar fijo de 3 por 2 metros cuadrados que nadie se lo podrá arrebatar u ocupar.

Por otra parte, Claudia Mellado coordinadora de la Oficina Municipal del Adulto Mayor, explicó que la mayoría de los usuarios de la feria “Sol y Vida” solicitaron la confección de cartas con el fin de poder trabajar en este lugar. Como son adultos mayores y están registrados en los programas del adulto mayor municipal, también se les apoya en la entrega de mercaderías y medicamentos. Dijo que 5 de los feriantes reciben el beneficio de medicamentos.

La feria de los adultos mayores y personas con discapacidad, está operativa de lunes a viernes desde las 7.30 hasta las 15.00 horas y los días sábados solo algunos de los socios se instalan en sus puestos de ventas.