Pero la autoridad de Salud llamó a no bajar la guardia

MARIO VERGARA

El 31 de diciembre del año recién pasado finalizó la Alerta Sanitaria en las zonas rurales y urbanas por tras el hallazgo del mosquito Aedes Aegypti. No obstante aquello, la Secretaría Regional Ministerial de Salud continúa trabajando en la prevención y es por eso que este año se mantiene también la vigilancia en torno al mosquito.

En ese contexto se mantienen instaladas un conjunto de larvitrampas en las comunas de Iquique y Alto Hospicio pero también la irán complementando otras comunas como en el caso de Pica, donde la autoridad de Salud ha estado en conversaciones con el jefe comunal para poder realizar un convenio e instalar varias ovitrampas.

Ovitrampas son los medios con se logra detectar la presencia de los mosquitos.

Afortunadamente el año pasado no arrojó nuevos hallazgos por lo tanto hay tranquilidad, pero se debe mantener la vigilancia porque durante los próximos cinco años se deberá acreditarse que el mosquito no volvió a internarse en esta región.

«De todas maneras entendiendo la mecánica reproductiva del mosquito, lo hace muy resistente cuando está en el ciclo como huevo, que puede durar hasta un año entendiendo que en esta época normalmente tiende a caer agua de lluvia lo que, eventualmente podría activar algún huevo en los domicilios o sectores urbanos y eso podría permitir nuevos hallazgos. Por lo tanto en este punto es válida la recomendación a la comunidad es mantener las medidas que hemos estado difundiendo en torno a evitar que existan acumulaciones de agua estancada y destapada como suministro de respaldo» dijo el Seremi Manuel Fernández.

La autoridad de Salud dijo que lo importante es que si alguien va a acumular agua para tener un suministro, la mantenga en bidones debidamente cerrados y evitar que pase mucho tiempo entre que se cambie el agua a las mascotas.

«Por eso, se debe lavar regularmente el recipiente donde se deposita agua para que becan las mascotas, refregar bien el recipiente para evitar que los huevitos de mosquitos queden en las paredes del recipiente, porque el mosquito se adhiere con fuerza a los objetos».

Precisó que por todo lo anterior es muy conveniente mantener un buen aseo de las viviendas no tener escombros y mucho menos restos de agua estancada.

Larvitrampa

En varias naciones, la larvitrampase confecciona a partir de una llanta de automóvil desechada que cumple con ser de color oscuro y poseer paredes rugosas, factores importantes para la atracción de la hembra hacia el lugar y la puesta de huevos en sus paredes, a esta llanta, se le cortó el anillo del borde interno (pestaña) para poder dividirla y lograr tres o cuatro larvitrampas (45 cm de arco y 40 cm de cuerda). Se le ató un cordel o alambre fino en sus extremos para colgarla, se le adicionó la cantidad suficiente de agua aproximadamente un litro según lo normado por el Programa de Control del mosquito.

En su colocación se cumplieron los siguientes parámetros: estar en un lugar visible, poseer un nivel de agua estable lo que se garantizó con su adición semanal en cada revisión, estar a una altura de 50 cm con respecto al suelo, protegida de la luz directa del sol y del agua de lluvia y nunca al lado de depósitos con agua.

Revisión de la larvitrampa

 La revisión de la larvitrampa fue semanal. Al revisarse se depositó el agua de su interior cuidadosamente (para que no quedara ninguna larva en sus paredes) en un recipiente transparente de 1 litro o más de capacidad, inspeccionando el agua con la luz de la linterna o luz solar en los casos posibles. Para asegurar que no queden larvas en las paredes se enjuagan varias veces con el agua contenida en ella. Luego de revisada el agua se desechó y se rellenó nuevamente. De ser positiva a larvas de mosquitos, se toman las muestras larvales utilizando un gotero, pasándose a un frasco con alcohol al 70 %, el cual posee la etiqueta con los datos de la larvitrampa a que correspondió dicha muestra para su posterior identificación.

image_pdfimage_print