Desde la multinacional señalaron que el compromiso de cierre de las centrales a carbón adoptado por la compañía se ve reflejado en esta decisión.

A través de su filial, Gasatacama Chile S.A., Enel Generación Chile, solicitó formalmente al secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía -CNE-, José Venegas, que se autorice a la compañía al retiro final, desconexión y cese de operación de la Central Tarapacá con fecha 31 de diciembre de 2019. Adelantado en cinco meses este hito, el cual estaba inicialmente previsto para el mes de mayo del año 2020.

La decisión de adelantar el cierre definitivo de la planta se enmarca en el contexto del acuerdo de retiro de centrales termoeléctricas a carbón, suscrito con el gobierno de Chile a través del Ministerio de Energía.

Desde la multinacional señalaron que el compromiso de cierre de las centrales a carbón adoptado por la compañía se ve reflejado en esta decisión. “Creemos que este es un paso más en nuestro camino por liderar la transición de Chile hacia una matriz energética cada vez más renovable. Hemos firmado un acuerdo para cerrar progresivamente nuestras centrales a carbón y esta solicitud es un claro ejemplo del nuestro compromiso. Pedimos avanzar más rápido en esa dirección y esperamos que la respuesta de la autoridad sea positiva”, explica Paolo Pallotti, gerente general de Enel Chile.

Siguiendo la misma línea, recordemos que el artículo 72°-18 de la Ley General de Servicios Eléctricos señala que la solicitud para el retiro final, desconexión y cese de operación de unidades generadoras se realiza con una anticipación de 24 meses, con la posibilidad que la CNE exima de dicho plazo.

GRAN AVANCE

Por su parte la seremi de Medio Ambiente de Tarapacá, Moyra Rojas Tamborino sostuvo de concretarse esta decisión solicitada por Enel, “sería una muy buna noticia para nuestra región. Lo recalcamos junto al Intendente Quezada en el lanzamiento del plan nacional de descarbonización de la matriz energética. Nos estamos constituyendo en uno de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos –OCDE- más avanzados en el sentido de poder descarbonizar nuestra matriz energética. Somos un país en el cual la generación de energía es la que más contribuye a los índices de gases de efecto invernadero y por eso festejamos esta gran noticia”, señaló.

A su vez la seremi agregó que “reconocemos que estas plantas son emisoras de gases de efecto invernadero, más allá de que sus procesos cumplan con la normativa y tengan una resolución de calificación ambiental, igualmente queremos descarbonizar y ocupar energías limpias. Claramente es un gran avance y esperamos que más empresas puedan adelantar el cronograma que se tenía fijado”, concluyó.