Por Johan Rojo Vallejos.

María Asunción Cekalovic es la nueva Directora Nacional de INJUV y tuvimos el agrado de conversar con ella para que nos contara todos los objetivos y desafíos que se vendrán en este 2020. Sabemos que el presente del país no ha sido fácil para los jóvenes que han sido los principales protagonistas de todo el acontecer nacional y hablamos de como INJUV seguirá potenciando las habilidades y características de los jóvenes tanto a nivel nacional como regional en un marco de diferentes ámbitos en la vida de un joven chileno.

Entrevista a Directora Nacional de Injuv María Asunción Cekalovic

J: Como nueva Directora Nacional INJUV ¿cuáles son sus objetivos como también los de la institución durante este 2020?

M: “Tenemos varios desafíos ahí. El 13 de enero comenzó esta nueva etapa INJUV y hay una muy buena oferta programática, muy buenos ejes transversales para INJUV que tienen que ver con ejes vocacionales, laborales, participación cívica y social y también con las temáticas física, mental y socioemocional, así que la idea es ir reforzando los tres ejes con distintas actividades, con más proyectos, con alianzas públicas, ONG, universidades. Así que lo que bien es robustecer lo que ya tenemos y cambiar lo que haya que cambiar según la demanda de los jóvenes hoy en día.”

J: ¿Cómo visualiza el trabajo con las juventudes de la II Región y el aumento de organizaciones que promueven el voluntariado como agente de cambio?

M: “Para nosotros el tema que los jóvenes sean protagonistas en general tiene que ver mucho con que sean agentes de cambio, que estén formados para hacer los cambios necesarios y está muy bien que nazcan del estómago como un deseo, pero hay que darle forma y planificaciones a largo plazo, flexibilizando según el contexto que vayamos viviendo día a día. Tenemos un equipo regional que está mucho en la calle, por lo tanto, se espera que también los jóvenes sientan que hay un INJUV que los pueda representar, que pueda incidir en la toma de decisiones siempre y cuando sepamos las decisiones que tenemos que tomar para las necesidades que tengan ellos, no según lo que diga un informe o lo que diga la teoría. Lo rico del INJUV es que la mayor parte de sus actividades son extramuros, el tema VIH, el tema talleres, el tema del FONDO PARTICIPA que siempre es abierto a la comunidad son extramuros.”

J: ¿Qué es lo que debe tener un «joven protagonista» durante esta década que comenzó y cómo esas características las puede potenciar el INJUV?

M: “Ganas primero que todo, convicción, compromiso con sus ideales, con sus causas, pero que también nos lleven a causas comunes. Yo creo que hoy un joven protagonista se transforma en un líder de procesos que nos hagan sentido y que respetemos toda la diversidad de juventudes que existen, pero también respetar todas las diversidades que existen dentro de la sociedad, así qué un agente de cambio debe tener varias características, tiene que ser flexible, tiene que tener muchas ganas, tiene que estar comprometido y convencido con lo que haga, la capacidad de trabajar en equipo, de construir en conjunto. Los sueños están y aunque suene cliché en conjunto se pueden lograr, se pude confiar en una organización publica que está para los jóvenes.”

J: INJUV se destaca por entregar recursos a proyectos sustentables e innovadores llamado FONDO ACCIÓN PARTICIPA. Para usted ¿cuál es la relevancia para las juventudes que postulan en esta iniciativa?

M: “Principalmente que tenga impacto en la comunidad, que no hagamos un taller de fútbol solo por hacer un taller de fútbol, tenemos que ver cuál va a ser el objetivo de ese taller. Motivar a los chicos para que hagan más deporte, sacarlos de los espacios de ocio, bajar los índices de obesidad. Que siempre tenga un objetivo final. Divertirse por divertirse está muy bien, pero los fondos buscan un objetivo para generar impacto. Entonces cuando presentan un proyecto, ya sea de cultura, artístico, deportivos, de emprendimiento, de voluntariado, de acciones sociales, da lo mismo el ámbito, el tema es que tenga impacto en la comunidad y también en los jóvenes que son nuestro público.”

J: Durante el 2019 se realizó un Catastro Nacional de Organizaciones con Voluntariado. Para este 2020 ¿qué rol tendrán todos los inscritos tanto a nivel nacional como regional?

M: En este 2020 tenemos un programa llamado TRANSFORMA PAÍS que convoca a todas las organizaciones de la sociedad civil que trabajan con la temática voluntariado y se viene todo un tema de formación de voluntarios en distintos temas. Emergencias, cultura, arte urbano, tenemos los convenios con CONAF, con el Ministerio de cultura en este caso la Seremía y volviendo al tema de emergencia es super importante porque con las catástrofes que hemos tenido en este último tiempo, los incendios, el tema del aluvión en Alto del Carmen, entonces debemos tener a voluntarios que estén preparados con los casos de emergencia. Esta super bien querer participar como voluntario, pero a veces no se mide el riesgo cuando son casos de emergencia. La idea es que con los chicos vayamos trabajando durante el año cuales son los protocolos de emergencia, cuando subir y qué subir en temas de emergencia, que deben llevar los kits de emergencias, con que organizaciones públicas tienes que coordinarte, todo eso se tiene que trabajar para formar a los voluntarios.”

J: Por último. ¿Cuál sería su mensaje a las juventudes antofagastinas en relación con el descontento social? ¿Para usted qué sería lo mejor en cuanto a construir espacios de diálogos?

M: El espacio da lo mismo, si es en la calle o adentro de una sede da lo mismo. Lo importante es el tipo de conversación que se va a dar, siempre si el dialogo se da en un espacio de respeto mutuo, en donde todos respeten la diversidad, aunque no estemos de acuerdo. En el fondo creo que todos queremos un mejor país y mientras tengamos eso como causa podemos divergir en muchas cosas, pero hay una cosa en común y es que todos queremos un mejor país para nosotros mismos, para nuestras familias, para nuestros amigos. Nadie quiere ver a la gente que queremos pasarla mal, por lo tanto, el mejor escenario yo creo que es el dialogar sobre la diversidad de opiniones que tenemos y como esa diversidad converge para hacer un Chile mejor dentro de un marco de un respeto y donde sepamos que la libertad de uno termina cuando comienza la del otro.”

image_pdfimage_print