Quemaduras de carácter grave en gran parte de su cuerpo, mantenía una perrita de 3 años y que fue rescatada por el equipo veterinario de la Municipalidad de Alto Hospicio (MAHO), desde un domicilio ubicado en la población 318, en el sector de La Autoconstrucción.

El rescate se realizó luego de que vecinos del lugar, denunciaran de forma anónima el maltrato que estaba recibiendo esta perrita, la cual además era dejada en la calle durante el día con sus heridas expuestas y a la vista de los habitantes del sector.

Tras recibir el llamado de los vecinos, el equipo veterinario MAHO, liderado por la veterinaria Lissette Parra, junto a personal de Seguridad Ciudadana, concurrieron hasta el domicilio de los dueños del animal, quienes al ver a los municipales quedaron sorprendidos por la denuncia, aludiendo que la perrita no era de su propiedad, sino de un hijastro que ya no vivía en esa vivienda y que la habría dejado en estado de abandono.

“El dueño de casa nos comentó que ellos no querían a la perrita y que nos la lleváramos, ya que su hijastro la había dejado abandonada. Ante esto le comentamos al caballero que el dejarla abandonada es motivo de denuncia por maltrato animal, por lo que solicitamos los datos de la persona que él indicaba como su verdadero dueño, situación que le molestó y se negó a entregar dicha información”.

Ante esta declaración, la jefa de equipo veterinario Lissette Parra, solicita el ingresar a la vivienda y corroborar el estado del can, sorprendiéndose al ver que el animal se encontraba en pésimas condiciones, temerosa y con graves quemaduras en su cuerpo.

“Al entrar al lugar nos dirigimos al patio trasero, el can sale de alrededor de basura acumulada y se dirige hacia nosotros temerosamente. Luego la subimos a la clínica veterinaria móvil, para revisarla minuciosamente, dándonos cuenta que la perrita se encontraba quemada en su flanco, miembros y parte de su hocico izquierdo, todo esto debido a agua caliente. Asimismo, al realizar el examen clínico nos percatamos que se encontraba en estado de desnutrición, con mucho dolor, debido a las quemaduras, además de presentar anemia, muy probable por una mala alimentación”, agregó la veterinaria municipal.

Luego de la examinación, la can fue retira de la vivienda y llevada hasta el Vivero Municipal, donde el equipo veterinario le realizó las curaciones correspondientes.

“Desde que la rescatamos le hemos realizado diversas curaciones, siendo la primera la que necesito más atención por parte nuestra. Estas se realizan cada dos días y además se le suministras medicamentos todos los días para así amortiguar su dolor”, informó la veterinaria.

Por su parte, personal de Seguridad Ciudadana infraccionó al dueño de casa por no cumplimiento de la ordenanza municipal sobre Tenencia Responsable de Mascotas y Animales, estipulado en el artículo del 3 al 43, del decreto alcaldicio 822 17, ordenanza N°6, siendo citado ante el juez de policía local de Alto Hospicio para el 15 de noviembre del presente año.

Adopción

Por el momento y tras su recuperación, esta perrita permanecerá en el Vivero Municipal hasta que algún vecino la quiera adoptar y entregar el cariño que se merece.

Quienes estén interesados en quedarse con esta mascota, pueden comunicarse con la veterinaria municipal Lissette Parra al 9 6609 6413.