En estado de alerta permanente han estado los equipos de Protección Civil y Emergencias de la Municipalidad de Alto Hospicio, frente a las inclemencias del clima que ha estado afectando a la región norte del país. Las precipitaciones en pleno verano que han provocado inundación y corte de carreteras al interior de la provincia se enmarcan en el fenómeno conocido como “invierno altiplánico”.

La comuna a igual como otras localidades de la región recibieron de parte de la Dirección Meteorológica de Chile, la alerta pertinente por la caída de precipitaciones normales a moderadas desde Arica hasta Antofagasta, desde el domingo pasado hasta ayer jueves  23 de enero. Por ahora las zonas más afectadas han resultado pueblos del interior de la región de Tarapacá como Mamiña y Quipisca.

Al respecto el encargado subrogante de la Oficina de Protección Civil y Emergencias de la Municipalidad de Alto Hospicio, Rodrigo Cortés, dijo que la comuna no sufrió daños por causa de las lluvias que se esperaban, ya que solo se observó una leve garúa. No obstante, advirtió que siguen en estado de alerta y monitoreando la situación, en coordinación con la Oficina Nacional de Emergencia, ONEMI, para actuar ante cualquier eventualidad climática, con la finalidad de atender de la mejor manera a la población.

 El municipio dispone de nylon, colchones y frazadas, además de albergues determinados en caso que así la situación lo requiriera.

Se recuerda que el año pasado, en el mes de febrero, la comuna fue azotada por una fuerte lluvia que inundó decenas de casas, edificios públicos y privados, además de calles y avenidas, afectando a muchas familias de la comuna.