Una vez que la nueva Ley se publique en el Diario Oficial, trabajadores y pensionados de las AFP deberán solicitar este retiro de dinero en los sitios web de cada empresa. Allí, las administradoras solo pedirán el número de cédula para ingresar y en 2 días hábiles deberá notificar si fue aceptado el requerimiento. ¿El comercio? Ese sector ya prepara sus campañas publicitarias y los grandes inversores sacan cuentan alegres de lo que viene. 

 Isabel Frías 

Periodista U.C. 

A última hora de este viernes 24 de julio, el Presidente de la República firmó la Ley que permitirá a trabajadores y pensionados, pertenecientes al sistema de AFP, retirar hasta el 10 por ciento desde su cuenta, en una medida excepcional y única producto de la crisis económica que ha dejado la pandemia del coronavirus.

Durante esa misma mañana, los ciudadanos hacían fila para ser atendidos en sus oficinas ubicadas en el centro de Iquique. Los principales motivos de consultas eran básicamente dos: la gente rompió la cuarentena para requerir información sobre cómo hacer la solicitud de retiro a la brevedad y obtener las claves de seguridad que normalmente piden los sitios web de las AFP.

Lo primero que es necesario clarificar es que el texto legal entrará en vigencia luego que la Contraloría haga “Toma de Razón” y, enseguida, sea publicado en el Diario Oficial. Esto último solo podría darse, de modo exprés, a mediados de la semana que viene. Con “mucha suerte”, podría publicarse este martes 27 pero es más probable que acontezca los últimos días del mes de julio.

Si los plazos se cumplen de acuerdo a lo contemplado, los cotizantes con necesidades económicas más apremiantes, podrán cursar sus solicitudes hacia el 1 de agosto y se tratará de un trámite digital, en línea.

Así al menos lo ha dispuesto la Superintendencia de Pensiones, entidad que ofició a las Administradoras con las precauciones que están obligadas a tomar para facilitar que este retiro sea efectuado de manera expedita y simple.

LOS PASOS MÁS PRÓXIMOS

Sobre los “pasos a seguir” para los cotizantes hay que reconocer que, tal vez el primero de ellos, es armarse de paciencia porque –al tratarse de un trámite online– los sistemas informáticos se han visto colapsados y simplemente se han caído y no están operativos por la gran cantidad de personas que se han volcado a estas páginas, en medio del confinamiento.

Anticipándose a estos hechos, la entidad regulatoria recordó a las administradoras que deberán acondicionar banner o plataforma donde se explique de manera clara sobre la reforma previsional. Asimismo, cada AFP está obligada a explicar cómo efectuar el retiro desde la cuenta individual y, simultáneamente, reforzar este proceso educativo mediante la implementación de canales de atención especiales para resolver las dudas, consultas y reclamos de los cotizantes sobre estos retiros de hasta el diez por ciento desde las cuentas de capitalización individual.

Un punto muy importante es que las AFP deben contar con plataformas de atención telefónicas, medida que está en sintonía con una gran cantidad de personas que no cuenta con computador con conexión a internet para efectuar la solicitud de retiro de su dinero. 

No obstante, la verdad sea dicha, a la brecha digital que existe en los sectores más modestos de la población este trámite requiere también contar con teléfonos móviles que tengan saldos para comunicarse con las plataformas, las cuales no son líneas 800 sino 600, que tienen un costo asociado y consumen saldo: más todavía si frente a un llamado telefónico la respuesta es “manténgase en espera”.

Solo así se explica que el viernes último las personas hayan hecho fila con el objetivo de obtener información y atención presencial, en sus respectivas oficinas y sucursales, con todo el riesgo sanitario que ello implica.

Tal vez pensando en este grupo más vulnerable la Superintendencia del ramo emitió un oficio donde dictaminó que las AFP deben tener “en funcionamiento todos sus medios presenciales”. De hecho, las AFP están catalogadas como prestadoras de servicios esenciales y por ese motivo deben mantener operativas sus sucursales, incluso en aquellas comunas declaradas en cuarentena total. 

La intención del legislador que ningún afiliado se quede sin la posibilidad de retirar su diez por ciento, si así lo decide.

LOS PLAZOS SON AMPLIOS

En términos de plazos, los trabajadores que quieran beneficiarse de esta norma excepcional deben estar muy tranquilos y reunir la información que le parezca pertinente, porque se trata de un Derecho a Retiro que permanecerá vigente durante los 365 días siguientes a la promulgación. 

Lo importante es que, una vez entregada la solicitud a la AFP, ésta tienes solo 2 días hábiles para comunicar si fue aceptada o no, explicando las razones. Si esto sucede, los afectados pueden interponer su reclamo en la Superintendencia de Pensiones de inmediato de manera digital, a través de su página web.

En cambio, si se tiene premura o urgencia por retirar el dinero desde la AFP, tras enviar la solicitud y ser aceptada, la persona recibirá en un plazo aproximado de 10 días la primera de dos cuotas en que se entregará finalmente el dinero.

Es clave saber que todo está hecho para que estos dineros sean transferidos de manera electrónica, donde el interesado lo indique y que puede ser la Cuenta Vista más utilizada de Chile que es la Cuenta RUT del Bancoestado.

No obstante, también existe la opción de solicitar que ambas cuotas le sean entregadas bajo la modalidad de vale vista para ser cobrado y depositado en forma presencial.

Sumando y restando, los cotizantes que primero soliciten su 10% comenzarán a recibir sus dineros a mediados de agosto.

En tanto, el comercio ya saca cuentas alegres con este evento excepcional. Los grandes equipos de marketing del retail están ahora mismo diseñando sus «ofertones». Mientras, algunos bancos –como el Scotiabank– cree que esta cantidad de dinero de “origen previsional” va inyectar dinamismo a la economía chilena y «optimismo» entre los grandes inversionistas porque aumentará el dinero circulante y por tanto el consumo y las compras. 

image_pdfimage_print