(por Carmen Sandoval – Cancionangelical)

¿ No les ha pasado que estando en una fila de un Banco de repente suena un Ringtone inesperado?. La gente no puede evitar una leve sonrisa. ¿Qué tipo de persona tiene “Los Expedientes Secretos X” como Ringtone en su celular?.

La respuesta es, sólo los locos por los ovnis, como muchos los llaman ¿Pero, cómo se gesta un loco por los ovnis?, una persona que su vida gira en torno al tema ufológico.

Quizás el tema lo buscó a él o a ella desde el comienzo de su vida, como me pasó a mí y esta son algunas de mis vivencias:

CASO 1   UFO CRITTERS

Como algunos sabrán Iquique tuvo el aeropuerto de Cavancha, llamado popularmente “LA LAN”, el cual, con el paso de los años debido al crecimiento de la ciudad quedó en el corazón mismo de ella, este pintoresco aeropuerto funcionó hasta 1979 y por muchos años quedó abandonado como un sitio eriazo hasta que comenzaron las construcciones que hoy conocemos; como el Mall, Supermercados y otros.

Fue a finales de los `70, yo tenía como cinco años, vivía cerca de la ex-cavancha de aterrizaje. Recuerdo que esa noche bajé de mi cama en pijama, descalza, abrí la puerta de mi casa y caminé hasta llegar al antiguo aeropuerto y ahí me encontraba, solitaria, era de noche,  no se veía gente, no se sentía sonido alguno, tampoco corría viento.

Levanto mí cabeza y lo que veo es tan extraño, tan fuerte e inesperado, el cielo estaba lleno de extrañas criaturas, mi sistema nervioso reaccionó y me dio alergia, mis brazos quedaron con pequeñas ronchas, me ardía la cara levemente. No entendía y como entender, si era tan sólo una niña, que aun no iba al colegio. Lo único que sabía es que estaba rodeaba de extrañas criaturas, eran como 20 de ellas, no poseían brazos o piernas ni cabeza como nosotros, tampoco tenían alas. Flotaban en el cielo, el movimiento de estos seres eran muy lentos, casi imperceptibles. Tenían el tamaño de una casa, aunque algunos eran ligeramente más pequeñas, tenían diferentes colores, algunos eran de colores pasteles. Poseían un núcleo y ese núcleo pulsaba (es lo que tengo más grabado en mi memoria). No tenían formas definidas, eran como amebas o como la visión que se tiene al mirar en un microscopio pero a un tamaño gigantesco. Estaban como a 20 mts. de alturas, su diámetro era como de 6 mts.. Se notaban que eran formas orgánicas, ¡tenían vida!, el espectáculo era perturbador.

No recuerdo nada mas, sólo que desperté en mí cama y lo tomé como un sueño. Pasaron algunos meses y tuve que ir por primera vez a la escuela que también quedaba cerca de la ex – cancha de aterrizaje, en mi sala de clase habían varios poster y en uno de ellos se veía la foto de una frutilla gigante y al verla me dió alergia, eran esos puntitos de la frutilla que me recordaban el núcleo que pulsaban de esas criaturas.  ¿Pero si sólo fue un sueño, por qué me afectaba estando despierta?.

Cuando jugaba en el recreo y me subía a una de las rejas, podía ver a cierta distancia el lugar de mis sueños y una extraña sensación me envolvía, era como saber que algo fuerte se vivió en ese lugar.

Pasaron los años y nunca me olvide de ese sueño, con la llegada de Internet y todo lo que conlleva la modernidad, me encontré con un video. En ese video se aprecia a unos astronautas reparando un satélite, pero justo enfocan un objeto no identificado, hacen un acercamiento y ¡no lo puedo creer!, ¡existen, son reales!, no producto de mí imaginación plasmada en un sueño, están ahí y en un video de la Nasa ni más ni menos. Se desplazan, tienen las mismas formas y ahora todo tiene sentido, lo vivido fue real.

Busco información y su nombre en el mundo de la ufología es UFO CRITTERS (criaturas ovnis). Pero son muy pocos los que saben de la existencia de los ufo critters y lo más probable es que aun siendo un estudioso o un entusiasta del tema ovni, quizás nunca han oído hablar de ellos, ¡nadie habla de esto!.

¿Qué son estas impresionantes y perturbadoras criaturas?. Se cree que son formas elementales de la evolución, cuando el planeta era más gaseoso que sólido, los pocos testigos han dicho que se asemejan a un gran ojo, también que tiene forma de almejas enormes, incluso algunos les han visto sacar algunos tentáculos y han sentido un aliento caliente que proviene de las criaturas.

Hay que aclara que no se tratan de “Ebanis” (Los llamados ovnis biológicos que generalmente tiene formas de globos alargados).

También se cree que son seres proteicos, orgánicos, en un estado tangible distinto a los humanos, capaces de cambiar su densidad color y forma. Controlarían las dimensiones por lo tanto serian multidimensionales. Quizás controlen el tiempo y vengan de un remoto pasado plasmático de la Tierra y del Universo o procedan del futuro. ¡Los Critters, criaturas enigmáticas!.

 

CASO 2        NUBE OVNI

Siempre caminábamos con mi amiga Rosario, era ya una rutina, al salir del Liceo Comercial nos íbamos caminando a nuestras casas, en todo el camino no nos faltaba  de que conversar, como toda adolescente de 14 años  y las últimas novedades la comentábamos en esa esquina donde nos separábamos y cada cual tomaba su camino, era Orella con Errázuriz, donde está ubicada la Escuela “Plácido Villarroel”. La muralla del colegio, tendría una altura de 4 mts.

Fue una tarde como cualquier otra, nada era diferente, había sol estaba despejado, recuerdo que estábamos usando camisa manga corta con el jumper, nuestro uniforme y llegamos a esa esquina donde después de conversar por varios minutos nos despedíamos, pero esa tarde alguien o algo nos observaba, mi compañera Rosario estaba de espalda a la pared del colegio y yo tenía la visión de frente a la pared y la vi, ¡era hermosa! parecía querer jugar, se movía de un lado a otro como quien quiere llamar la atención y lo logró, quedé maravillada. Era una nube blanca como un algodón, estaba sobre el borde de la muralla del colegio, media como 2 mts., ondulaba.

Yo pensaba que era muy extraño que una nube estuviera  a tan baja altura y ni siquiera estaba nublado. Sólo ella moviéndose, tan linda toda como era. Mi amiga hablaba y la conversación estaba muy interesante pero mi atención ahora le pertenecía a la nube. Cuando me cansé de mirarla y quise tener un testigo le dije a mi amiga “mira para atrás, hay una nube muy extraña”, mi amiga miró muy rápidamente y volvió con la conversación. La nube se agachó, eso creo, ya que ella no la vió, no me comentó nada y la nube volvió a salir.  La seguí mirando, yo estaba hipnotizada, Rosario reclamo mi atención y yo despego la mirada de la nube para contestar la pregunta a mi amiga y cuando busco con la mirada a la nube, esta ya no está.

Nos despedimos con mi compañera y camino a mi casa pienso que fue muy extraño y hermoso lo que vi sobre la muralla del colegio.

Esto sucedió a mediado de los años ´80  y en la noche de ese mismo día estábamos junto a mi familia viendo las noticias de Televisión Nacional de Chile, “60 minutos” y en una de las noticias hacen un despacho con Julio López Blanco, que estaba en Farellones y dice algo así:

“Mientras estábamos hoy al medio día  grabando las actividades que se estaban realizando en Farellones, fuimos testigos del desplazamiento de un ovni”, y muestran la filmación que captó el camarógrafo, era la misma nube que había visto más o menos a la misma hora, yo en Iquique y ahí estaba en la televisión, se veía más pequeña por la distancia y avanzaba a cierta velocidad. Un ovni dijo el periodista ¿Así, lo que yo vi a una distancia de 2 mts., era un ovni?.

Hoy puedo decir que sí, que lo que vi era un ovni camuflado con la forma de una nube. No sé exactamente lo que quería, parecía querer escuchar lo que conversábamos.

Tiempo después le pregunté a mi amiga sobre la nube, si había logrado verla, me dijo que no recordaba nada de la nube ni que yo se la mencionara.

Pero tengo una prueba, que no está en mi poder, está en los archivos de Televisión Nacional de Chile donde se encuentra registrada esa nube ovni, la misma que se hizo presente en Iquique y minutos después en Farellones.

Cuando la recuerdo no puedo evitar decir “mi amiga nube”, pues eso parecía transmitir.

 

CASO 3        SERES DE LUZ

Nuestro hermoso desierto tiene lugares que propician un encuentro con el fenómeno ovni, lo que el mundo ufológico denomina “zona caliente” y una de esa zona es “La Pila” como la bautizó el ya desaparecido profesor del taller científico del Liceo Politécnico, Luis Barreda.

“La Pila” está ubicada en Pampa Perdiz y es una zona caliente porque en esa área se suele producir una gran cantidad de avistamientos de ovnis y fenómenos relacionados. Por algo ese lugar fue marcado por los antiguos de la zona, con varios geoglifos en la cercanía. El lugar tiene napas subterráneas que le dan una energía especial.

Todo comenzó una noche del año 2003, precisamente el 27 de agosto. En esa oportunidad el planeta Marte se vería más cerca de la Tierra y fue nuestra motivación para ir al desierto. El lugar escogido fue “La Pila”, estacionamos el auto, instalamos la filmadora Handy Cam  con su trípode preparados para ver el cuerpo celeste, pero el clima diría otra cosa, ya que se nubló, apagamos la filmadora ya que no tenía sentido tenerla encendida.

Pero eso no nos detuvo para seguir en el lugar, ya que el desierto nos encanta y nos pusimos hablar de temas ufológicos y espirituales. Así estábamos, alineados, al borde izquierdo Marta Figueroa, seguido por Richard Torrejón, yo Carmen Sandoval y mi esposo Yerko Flores, incluso la filmadora apagada estaba alineada.

Era una noche oscura con mucho frio, pero estábamos contentos conversando de lo que nos gusta y de repente Richard dice: “Muchachos, percibo una presencia” y todos nos pusimos en alerta. Yo pensaba que de verse algo seria a mucha distancia, por los cerros o ver una luz a lo lejos.  Pero como quien descorre una cortina invisible ¡los vi! eran cinco presencias imponentes. Todo fue muy rápido, recuerdo que sentí una presión en mi cabeza, como que alguien quería meterse y dije mentalmente “libre albedrio” y esa sensación pasó y también simultáneamente visualicé en una fracción de segundos, como en una película antigua donde antes de comenzar la filmación sale una cuenta regresiva; cinco, cuatro, tres, dos, uno, no pude evitar decir para mis adentros “oh, son ellos” y me dio vergüenza que me vieran así. Hasta el día de hoy no sé por qué pensé eso, no tengo explicación.

El ser que estaba en frente de Marta, estaba a cinco pasos de distancia y media como 2,5 mts., los que estaban frente a Richard eran dos, estaban bien juntos y a cinco pasos de él, y median como 2.5 mts, el que yo tenía frente a mí también estaba a cinco pasos de distancia y media como 2.5 mts. , el ser que estaba en frente de mi esposo se encontraba a sólo tres pasos de él y  era el más alto de todos, como 3.5 mts.

De los cuatro que éramos sólo dos pudimos verlos, Richard  y Yo. Mi esposo dijo, que tanto Richard y Yo, como si nos hubiéramos puesto de acuerdo retrocedimos lentamente hasta chocar con el auto que estaba a nuestras espaldas y nos pusimos de lado para no seguir mirando de frente.  Y es que no pude evitarlo, esas cinco presencias parecían escudriñar o escanear todo de nosotros como estar desnudos en cuerpo y alma frente a ellos. Sentía que no podía ocultarle nada de mi vida.

Eran de anchos hombros, se apreciaba que tenían mucha ropa; pantalones muy largos que muy poco  dejaban ver de sus zapatos o botas, polerones tipo faldones que les llegaban cerca de las rodillas y tenían como una capa, eso creo ya que por debajo de sus manos seguía el resplandor que emitían ellos. Y es que eran como quien ve una llama de una vela, pero con forma humanoide, eran de luz o estaba rodeado de ellas por lo cual no pude a preciar detalles como ojos, nariz boca, cabellos, dedos, etc., sólo se apreciaban sus entornos, sus siluetas.

El espectáculo era muy potente, su resplandor aunque no molestaba a los ojos, se veían muy imponentes y seguía así mirándolos solo de reojo, no quise mirarlos de frente, no pude. Richard estaba en la misma posición mirándolos de reojo.

Ellos, los cinco seres no se movían ni hablaban sólo seguían allí, rígidos, parecían guardianes por su porte. Mi esposo nos preguntó “Qué está pasando”, si habíamos visto algo y nosotros no le contestábamos. Recuerdo que lo único que le dije fue, “hay un ser muy cerca de tí, tanto si estiras la mano, lo tocas”.  Mi esposo no entendió, ni Marta que tampoco los podía ver.

Mi esposo solo veía que tanto Richard y Yo, seguíamos apegados al auto evitando de mirar lo que teníamos al frente y que no contestábamos con claridad a sus preguntas. Así que dijo “vámonos”, guardó la cámara con el trípode y ya todos en el auto Richard miró su reloj y dijo “no tenemos missing time” (pérdida de tiempo en el mundo de la ufología). Así que no se trataba de una aducción donde el testigo generalmente sólo recuerda como empieza o como termina un encuentro con seres del espacio.

Yo miré para atrás, mientras avanzaba el auto y ellos seguían allí en la misma posición en el mismo lugar. Me sentí culpable por alejarme y no tener el coraje de enfrentarme a ellos y saber que querían o quienes eran. Pero su presencia fue avasalladora. Hoy creo que lo que vimos esa noche, fueron seres de luz (entidades encarnadas o no, que vibran en alta frecuencia y por eso se visualizan de color blanco o luminosos), de un plano muy superior, tan superior que Richard y Yo, nos sentimos indignos de estar frente a ellos.

La explicación que tengo  de por qué sólo Richard y Yo podíamos verlos y no así Marta y mi esposo, se debe a que nosotros practicábamos ver el aura (energía luminosa que rodeo en forma de óvalo a todos los seres vivos)  y también se nos hace fácil ver los estereogramas (representación grafica de objetos tridimensionales sobre un medio plano). Por lo tanto, teníamos la vista más ejercitada para captar imágenes de otros planos.