• “Lo malo no es el estrés, lo malo es que no tengamos la capacidad, el tiempo, ni el espacio para poder recuperarnos”, señaló Ana María Arón en el seminario online Comparte Educación 2020.
  • Revive la charla académica > https://www.youtube.com/watch?v=mF1Dxgccqyc

La octava versión del seminario Comparte Educación de Fundación Integra, que este año cambió al formato online disponible en YouTube y Facebook, contó con una charla académica de Ana María Arón, Doctora y docente en las áreas de familia y psicología comunitaria, quien entregó algunas claves para manejar la activación del sistema de estrés y de calma en los adultos en situaciones críticas y ahondó en los desafíos que deberá enfrentar la educación parvularia al retorno a clases.

“Estamos sometidos a situaciones de estrés permanente y lo malo no es el estrés, lo malo es que no tengamos la capacidad, el tiempo, ni el espacio para poder recuperarnos. Cuando tenemos niños asustados o estresados, estamos en las peores condiciones para poder aprender y la consecuencia es que los estados de estrés mantenidos nos deprimen el sistema inmunológico, es decir, mientras más nos asustan por lo que está pasando, peores condiciones tenemos para enfrentar un virus, una enfermedad o cualquiera cosa”, enfatizó la experta.

Por ello, Arón explicó que “curiosamente antes pensábamos que nos calmábamos cuando no había una amenaza, hoy día sabemos que hay un sistema de calma que se activa relacionado con el apego” e instó a “cuidarse para cuidar a otros” especialmente a través de la meditación, afirmando que “si tenemos adultos estresados o asustados no vamos a poder transmitirle calma a esos niños”.

“El sistema de calma se activa, en primer lugar, cuando estamos con alguien que nos produce y transmite tranquilidad. Segundo, cuando hacemos cosas placenteras. Tercero, al hacer ejercicios o cualquier actividad que implique movernos. Cuarto, al conectarse con la naturaleza y, por último, con cualquier actividad donde tengas toda la atención focalizada en una sola cosa, por 10 a 15 minutos, es una actividad de meditación”, remarcó.

Respecto al futuro retorno a clases, Ana María Arón llamó a considerar la pérdida del “Ritual del duelo” en la pandemia, por lo cual llamó a profundizar los espacios de diálogo primero con los equipos educativos y luego con los niños.

“Lo más importante es lograr que los niños recuperen la confianza y el vínculo, no solo con las educadoras, sino también entre ellos, y esa es la base para poder empezar a aprender. Los contenidos lo van a aprender igual, pero a establecer vínculos de confianza este es el momento crítico para hacerlo”, finalizó.

image_pdfimage_print