175  pacientes atendidos en los Centros de Urgencias

La Municipalidad de Alto Hospicio, encabezada por el alcalde Patricio Ferreira, a través de sus unidades de salud, una vez iniciada la emergencia química por el incendio de la azufrera, coordinó una reunión urgente con todos los directores de servicios y departamentos, para contener el eventual siniestro.

Entre ellos, se determinó el funcionamiento continuo de los Servicios de Atención Primaria de Urgencia, SAPU, El Boro y Pedro Pulgar, quienes estuvieron activos 24 horas del viernes 21 al domingo 23 de junio, prestando servicios a toda persona que requiriera atención, informó la encargada de Calidad y Acreditaciones de la Oficina de Salud de la Municipalidad de Alto Hospicio, Cinthia Zambrano.

Dijo que los Centros de Salud Familiar, CESFAM  Pedro Pulgar y Yandry Añazco y los Centros Comunitarios de Salud Familiar, CECOSF, El Boro y de La Tortuga tuvieron un funcionamiento habitual el día sábado de 8.00 a 13.00 horas. En esos lugares se repartió mascarillas a la comunidad.

Cabe destacar que el municipio para prestar un mejor servicio a la comunidad, determinó reforzar sus unidades de salud con profesionales médicos y de kinesiología, que pudieron ofrecer una mayor cobertura a la demanda de la población. El esfuerzo realizado, requirió que cada funcionario contara con una mascarilla especial con filtros para brindar en mejores condiciones la atención a los pacientes.

En lo que respecta al número de usuarios atendidos por los SAPU, se consigna que el Pedro Pulgar fue el que más urgencia atendió, 101 sobre los 74 pacientes del SAPU de El Boro, por problemas respiratorios e intoxicación por el humo producido por la combustión del azufre.

De ellos, una sola persona  presentó una situación más compleja, por lo que se derivó al Hospital Regional de Iquique.

En cuanto a las complicaciones que podrían presentarse después de concluida la emergencia en la azufrera, la profesional Zambrano, indicó que el domingo en la noche ya habían disminuidos los casos, y los 2 SAPU registraron un usuario en cada uno de ellos, por esa causa.

De todas formas, advirtió que si alguna persona presenta o sufre una alergia o convulsiones, producto del contacto de un polvo en el patio o jardín de su casa, puede acercarse al SAPU más cercano para su atención, ya que ellos siguen funcionando las 24 horas. Además que se sigue monitoreando las áreas de contaminación y a los pacientes que fueron afectados.