Siete viviendas abandonadas en Alto Hospicio, que se han transformado en focos de riesgo sanitario por la masiva presencia de ratones que “visitan” las casas aledañas, fueron fiscalizadas en un operativo liderado por la Gobernación Provincial de Iquique, con la participación de funcionarios de la Municipalidad de Alto Hospicio, seremi de Salud y carabineros de la Tercera Comisaría.

La primera vivienda fiscalizada fue la del pasaje La Noria N° 3150, en estado de abandono con plaga de roedores. La denuncia fue realizada por una vecina a la seremi de Salud.

En el mismo pasaje, la vivienda N° 3156, que lucía un cartel de la constructora MyM, fue declarada insalubre. Luego dos viviendas más – N°3168 y 3267 – presentan el mismo problema de insalubridad y la seremi de Salud solicita limpieza del entorno a la municipalidad, en tanto a la casa de La Noria N° 3742 se le levantará un acta por salubridad.

En calle Santa Rosa N° 3288, esquina de Peña Chica, la vivienda presente serias deficiencias y en este lugar carabineros detuvo a una persona que tenía una orden vigente por manejo en estado de ebriedad.