Deportes Iquique cayó 0 – 2 en La Cisterna y complica su ubicación en la tabla de posiciones.

Mario Vidal Jorquera

Con la conducción de la terna referil compuesta por el árbitro Rodrigo Carvajal y sus asistentes Manuel Marín y Leslie Vásquez, los equipos comenzaron el partido con las siguientes formaciones:

Palestino: Guerra, Fernández, Acevedo, Sergio Felipe, Soto, Cortés, Farías, Sanhueza, Benítez, Benegas y Tarifeño.

Deportes Iquique: Pérez, Aveldaño, Blázquez, Caroca, Zenteno, Donoso, Hans Salinas, Blanco, Orellana, Zuñiga y Huanca.

Como se suponía, desde el primer minuto de juego, el elenco de Palestino quiso aprovechar su condición de local, imprimiendo una intensa presión sobre la zona de Deportes Iquique.

Alvaro Ramos solo ingresó en los minutos finales.

Los dragones celestes debieron bregar mucho en su zona posterior, para poder contener los avances del conjunto de colonia, apareciendo una vez más, la figura del golero Sebastián Pérez, quien fue sometido a un intenso trabajo.

El trámite del partido durante la primera parte se transformó en un monólogo donde, el único actor parecía ser Palestino, lo que hacía acrecentar la figura del “Zanahoria” Pérez.

 Deportes Iquique no mostraba creatividad para poder salir de su zona y contrarrestar la ofensiva rival, limitándose solo a esporádicos intentos, mediante el pelotazo largo.

En la segunda parte, la presión de Palestino continuó, como así también los errores de Deportes Iquique, uno de los cuales, permitió la arremetida de Benítez y marcar la apertura del marcador a los 59 minutos.

En esta etapa el técnico de Palestino Ivo Basay, dispuso el ingreso de; Sanhueza por Carrasco, Cabrera por Fernández, Carvajal por Benítez y Ahumada por Tarifeño.

Jaime Vera intentó revertir la situación de ir con el marcador en contra, haciendo ingresar a los 60 minutos a Saavedra por Zuñiga y a los 64 ingresó Alvaro Ramos en reemplazo de Hans Salinas. Después a los 75 minutos, ingresó Fabián Ramos por César Huanca y Michael Fuentes por Blanco.

Complicada situación a.parece para el equipo que dirige Jaime Vera

Con más garra que fútbol, los dragones evidenciaron algunos atisbos de ataque en los minutos finales, pero sin conseguir dividendos, mientras que Palestino aprovechó las desaplicaciones, para conseguir a los 89 minutos, el gol definitivo, marcado por Cortés con un potente tiro desde fuera del área, que dejó sin opciones al meta Pérez.

En resumen, una derrota que deja en muy mal pie a los Dragones Celestes, quienes, de no sumar puntos en las próximas fechas, arriesgan su permanencia en la Primera A.

image_pdfimage_print