El director del Hospital Regional de Iquique, el doctor Pedro Iriondo conversó con El Longino acerca de la falsa controversia sobre supuestos equipos deteriorados del establecimiento asistencial: “La desinformación se soluciona con información y diálogo», afirma. Se declara, además, un funcionario público de “puertas abiertas” y respetuoso de los diversos gremios que representan a la planta de trabajadores de la salud pública. 

Isabel Frías  

Periodista U.C.  

El doctor Pedro Iriondo Correa –para quienes no lo saben– fue nombrado como director del principal Centro de alta Complejidad de la región de Tarapacá recién este 9 de octubre.   

Se trata de un prestigiado médico internista, de amplio reconocimiento entre sus pares, y que ha desplegado una dilata trayectoria en el Servicio de Urgencia del Servicio de Salud de Iquique.  

De esta última unidad salió para asumir durante este 2020 como subdirector médico del Hospital Dr. Ernesto Torres Galdames y, tras la salida del director Romero Lamas, ahora lidera un centro asistencial que ha resistido –hay que decirlo– de manera satisfactoria la presión que ha significado este brote de coronavirus de alcance global. 

¿Cómo se explica esta denuncia sobre los problemas de mantenimiento que estarían afectando al hospital regional? 

– Soy un convencido que la desinformación se soluciona con información, con diálogo, y en todo existe un grado de desinformación de quien hace la denuncia.  

¿En qué sentido? 

– En que, si bien es cierto, puede haber procesos pendientes, pero detrás existe una planificación que está en marcha; de hecho, se están tomando medidas para corregir aquellas áreas que están con deficiencias, las cuales no vienen de hoy ni ayer, sino de un proceso que se arrastra desde hace muchos, muchos años.  

Se desconoce que, de manera simultánea, estamos efectuando muchos trabajos de mejoramiento, como por ejemplo en áreas críticas, mejoramiento de servicios clínicos en cirugía, obstetricia, ginecología, urgencia, esterilización y también en pediatría por citar solo algunos ejemplos. También estamos haciendo mejoras en infraestructura, iluminación y ventilación y eso es bueno que la opinión pública lo sepa.  

¿Cuáles son esos proyectos para modernizar el recinto? 

– Yo tengo encargado a nuestra gente de proyectos todo lo pertinente para normalizar la parte eléctrica del establecimiento, agua potable y climatización frío/calor como una prioridad, en este momento; porque sin esos trabajos de mejoramiento, el Hospital de Iquique no puede modernizarse ni equiparse porque simplemente las falencias impiden incorporar nuevas tecnologías. Eso ya está andando y el gremio que hizo esta denuncia es muy probable que no esté en antecedente de este plan, ya en marcha. 

¿Usted conoce a la gente de la Asociación de la Red Asistencial “Miguel Torres Navarro? ¿Tiene trato con ellos? 

– Los conozco, absolutamente, porque yo tengo una política de puertas abiertas y todos los gremios que existen en el Hospital lo saben, porque me conocen. Y creo tener una excelente relación con ellos. 

¿Por qué piensa, entonces, que esta semana algunos dirigentes se acercan a la prensa con una denuncia y no llegan primero a su despacho? 

– Diría que, con motivo de las prioridades impuestas por la pandemia, hemos dado un énfasis a los servicios clínicos y dejamos de lado, por un momento, los aspectos administrativos. Eso yo lo puedo reconocer públicamente, pero he sostenido reuniones desde este martes reuniones para comprometer recursos y acciones para subsanar a la brevedad aquellos que se pueda mejorar al más breve plazo y todo ello está andando. 

¿Y qué puede decir respecto de la obsolescencia de los equipos, que en pandemia han estado sobreexigidos? 

– El Hospital tuvo una visión previa porque se asumió que éste era un recinto antiguo. Entonces, solicitamos apoyo de equipamiento y recurrimos al Servicio de Salud de Iquique, al gobierno regional y también la empresa privada.   

Entonces –si bien la pandemia implicó un desgaste fuerte de los equipos más antiguos– tuvimos la fortuna de contar con nuevos equipos que nos dejaron muy bien dotados como Hospital Regional, desde camas y camillas hasta lo más complejo que son los ventiladores mecánicos. 

¿Cómo evalúa la dirección del Hospital el desempeño de jefe de operaciones del Hospital, Patricio Maturana, que ha sido objeto de críticas por su gestión? 

– Obviamente yo no voy a realizar ninguna evaluación ni emitir ninguna opinión sobre el desempeño de un funcionario del Hospital, a través de la prensa; ni en ésta ni en cualquier otra situación porque no corresponde. Las evaluaciones se efectúan de manera personalizada y eso lo aplicamos a todos, desde el primero hasta el último de nuestros funcionarios. 

image_pdfimage_print