Hace más de 100 años que nació en la pampa salitrera

 Daniel Díaz Segovia

Periodista UCN

 Una de las fiestas patronales  que se celebra cada año en el pueblo de Huara es  la Fiesta de la Virgen del Perpetuo Socorro, Patrona del pueblo. Se celebrará los días 21,  22 y 23 de Junio

La historia señala que la festividad se remonta a fines del siglo 19, se inicia con la llegada del  el icono­ imagen de la Virgen del Perpetuo Socorro que iba destinada al pueblo peruano de Huaraz, pero quienes despacharon el cuadro desde Italia, se equivocaron y  simplemente pusieron en la encomienda Huara y así llegó esta imagen hasta este centro salitrero.

 Desde ese momento la gente de la pampa tomó esto como un milagro y un precioso regalo de Dios y de allí comenzó la celebración de la Fiesta de la Virgen del Perpetuo Socorro, todos los años a fin del mes de junio , aunque se inicia a principio de mes con una novena diaria que se realiza a las 18 horas en la parroquia del pueblo.

Esta festividad tuvo su auge con la explotación de las salitreras y la llegada a Chile de los Padres Redentoristas quienes desarrollaron su labor evangelizadora en las salitreras del cantón norte y fueron quienes levantaron la actual parroquia huarina  

Huara, último bastión salitrero

Huara (aymara: wara, ‘estrella’) comuna perteneciente a la Provincia del Tamarugal, correspondiente a la Región de Tarapacá, es un  pueblo  de 900 habitantes, último bastión vivo y presente de la industria del salitre. Una comuna rica en historia, con una inmensa costa donde destaca Caleta Buena, Junín y Pisagua.

 El inicio del pueblo de Huara es de 1885, una vez concluida la Guerra del Pacífico. Huara fue creada para cumplir la función de centro administrativo y servicios referentes al salitre, llegó a contar con casi 7.000 habitantes y una importante estación ferroviaria.

En la actualidad, a causa a la reactivación de las faenas de yodo y salitre, este municipio está en proceso de repoblarse.

La comuna fue epicentro de muchos de los principales eventos de la Campaña de Tarapacá durante la Guerra del Pacífico, como las batallas de Pampa Germania, Dolores y Tarapacá.

 El 30 de diciembre de 1927 fue creada la comuna de Huara. En 1970 se le anexa el territorio de la comuna  Negreiros y en 1979 la localidad de Pisagua.

Una de las festividades más tradicionales de la pampa salitrera , en Negreiros, a pocos kilómetros de Huara por otra parte nace un gran movimiento social, con la presencia del líder Luis Emilio Recabarren, quien funda la Sociedad de los Trabajadores y el Diario “El Despertar de los Trabajadores”, muy popular en toda la Región. Hay que destacar el Cantón de Negreiros con sus ex ­ oficinas: Abra de Quiroga, Amelia, Aurora, Barcelona, Democracia, Josefina, Mercedes, Progreso, Puntunchara, Tránsito, Salvadora, San Antonio de Negreiros, Josefina, Rosita, Slavia, Irene, Elena de Negreiros, y Sacramento. También hay que agregar a Caleta Buena, puerto menor, vital en el embarque del salitre. Agua Santa, una de las más importante oficina de la época y Zapiga, origen de la explotación del salitre en Tarapacá.

 En el frontis del templo una placa señala que allí estuvo el Santo Alberto Hurtado, quien con el objeto de ver en el terreno mismo trabajó en la Oficina Mapocho como obrero en la calichera.

Ante la gran presencia de obreros del salitre en esta zona , los padres Redentoristas por misión papal son los encargados de propiciar la devoción a la Virgen del Perpetuo Socorro  

Fiesta patronal

Como es una Fiesta Patronal, como se ventila en nuestros pueblos del interior, uniendo la cultura cristiana con la aymara cada año se elige el Comité de Alférez que este año está, integrado por   la familia Cárdenas-González y por Noriega González. Las fiestas son presidida por el sacerdote Erico Gauer .