Un voraz incendio destruyó las dependencias y maquinarias de la fábrica de ropa industrial Moisés, ubicada en calle Manuel Rodríguez 760, entre Barros Arana y Vivar.  El avance de las llamas también afectó una vivienda aledaña.

La alarma se dio faltando 15 minutos para las 18 horas concurriendo las unidades de primer llamado del Cuerpo de Bomberos de Iquique. En ese momento el fuego estaba concentrado en el sexto piso de la edificación, pero debido a la alta combustibilidad de los insumos que almacenaba la empresa, su avance fue rápido alcanzando el nivel inferior. Debido a la complejidad para controlar el siniestro se ordenó la concurrencia de la totalidad de las compañías de la ciudad, más el apoyo de camiones aljibes y el trabajo de carro escalas telescópicas.

El accionar de los voluntarios fue arduo y Carabineros debió aislar el perímetro en tres cuadras a la redonda para facilitar el ingreso de los vehículos de emergencia, entre ellos los camiones aljibes de Iquique y Alto Hospicio gestionados por Onemi. Además se habilitaron los pilones abastecedores de Aguas del Altiplano para que los carros bomberiles tuvieran reposición de agua y así lograr extinguir el incendio.

Pasadas las 19.30 horas Bomberos controló el avance las llamas, evitando que destruyera las casas aledañas en su mayoría viviendas antiguas de madera. Producto de la caída de material encendido desde los pisos altos, la propiedad que funcionaba como estacionamiento, a un costado del siniestrado edificio, quedó con daños de consideración y un automóvil destruido.

El coronel de Carabineros Andrés Arenas, manifestó que desplegaron un cerco en torno al sitiop del suceso para facilitar el trabajo de bomberos. Además se dispuso el carro lanza aguas para que fuera usado por bomberos según sus requerimientos, mencionando que no hubo personas lesionadas entre los trabajadores de la fábrica por cuanto evacuaron antes que el fuego llegara a los pisos bajos.

El dantesco incendio concitó cobertura mediática a nivel nacional y las radios locales, a la vieja usanza, iniciaron transmisiones desde el lugar de los hechos. En un despacho de TVN se entrevistó a un residente del barrio quien dijo que días atrás, bomberos concurrió para atender una emergencia por fuga de gas.

Dada la contingencia Clínica Tarapacá debió suspender sus atenciones.

image_pdfimage_print