• Hay pólizas que cubren incendios y saqueos. Otras incluso pueden pagar el mismo costo que valía un producto si hubiese sido vendido.
  • Hasta hace unos días la industria estimaba que los montos involucrados en siniestros eran de unos dos mil millones de dólares.

Durante las últimas semanas se ha hecho común ver saqueos o incendios, tanto en los medios de comunicación tradicionales como en las redes sociales. Según datos de la Asociación de Liquidadores Oficiales de Seguros Independientes, que ya ha hecho sus primeras estimaciones, existirían al menos 5.000 siniestros declarados a nivel país. Si bien las cifras de locales dañados son muchos más altas, no todos contarían con la cobertura.

Ante tal número de siniestros, surge una pregunta evidente ¿Qué tipos de seguros cubren a quienes hayan sido víctimas de incendios o saqueos? Según Lionel Soffia, Chairman de la corredora Gallagher Seguros y Reaseguros para Latinoamérica, “En la mayoría de los casos, el seguro de incendios, que es de los más básicos, conlleva la cobertura de lo que se conoce como daños materiales a consecuencia directa de huelgas, saqueos o desorden popular”. Soffia, sin embargo, añade que de todos modos es importante evaluar el caso a caso.

En caso de saqueos, Soffia aclara que, junto a la póliza se puede tomar una que incluya solo la estructura física o una que incluya tanto la estructura física como el contenido que se encuentra dentro. En el caso de haber contratado la segunda, el seguro cubre lo que, en este tipo de casos, haya desaparecido del local.

Otro de los seguros que pueden ser efectivos para este tipo de situaciones es el de la pérdida de ingreso. “Este seguro se cobra cuando, por alguna razón, el local debe estar paralizado, por lo que no genera ingresos”, asegura Soffia, quien además añade que “este es un seguro aparte del de incendios”.

En cuanto a los montos involucrados en los siniestros, el Chairman de Gallagher para Chile y Latinoamérica sostiene que hasta la semana pasada se estimaba que la cifra iba en unos dos mil millones de dólares. Aclara, en todo caso, que lo más probable es que aumente. Para el terremoto de 2010, las aseguradoras pagaron un total de 8 mil millones de dólares.