Un curso práctico de agroecología, orientado al manejo ecológico de suelos, de plagas y enfermedades se llevó a cabo este mes en la localidad de Bajo Matilla, comuna de Pica, dirigido a agricultores/as usuarios/as del Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI), dependiente del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP).

Por medio, de una  acción formativa, llevada a cabo por el personal PDTI de esta comuna y que forma parte de las políticas de INDAP la actividad estuvo dirigido a 20 productores/as, de frutales y con aspiraciones a ser agricultoras/es orgánicos, quienes, durante dos días, recibieron asesoría técnica, orientadas a un Curso práctico de agroecología, que fue impartido por docentes del Centro de Educación y Tecnología (CET), de la Región del Bio Bio y desarrollada, de manera presencial, en la parcela de la agricultora Lucero Callpa Flores.

Precisamente, Lucero Callpa, joven agricultora y emprendedora del sector de Matilla, comuna de Pica, comenta que esta necesidad, que se levanta de los agricultores “nos permitió adquirir conocimiento en el manejo agrícola orgánico, en nuestros predios.  Fue una jornada provechosa que nos permitió realizar varios biopreparados”, que son productos elaborados a partir de restos de origen vegetal, por ejemplo, que ayudan a disminuir los problemas de plagas y enfermedades o mejorar el desarrollo de los cultivos. “Entonces para poder hacer este cambio reutilizamos los desechos naturales de nuestros suelos, haciendo compostaje, por ejemplo; para así ir entregando a la tierra todos esos nutrientes, que nos entregan nuestros árboles”, comentó.

La jornada a cargo del CET, entidad que posee una dilatada experiencia en desarrollar, difundir y aplicar prácticas agroecológicas en comunidades rurales y urbanas, generó un importante aporte a los desafíos que la comunidad agrícola de Pica se ha ido planteando, y en particular el equipo agrícola del PDTI, que se plantea, en los desafíos de lograr una mayor sustentabilidad y calidad de vida alimentaria, desde su propia producción local.

Para ello, Leila Freile Lizama, profesional agrícola del PDTI, en la comuna de Pica, nos comenta que el desafío que se obtiene, tras la realización de este tipo de cursos, que abordan temas, “que se vienen trabajando con lo orgánico, por ejemplo a través de la aplicación de la técnica del compostaje o bokashi (abono orgánico), sumado a la utilización de técnicas para la prevención  de potenciales plagas o infecciones en las hojas de las plantas, van dirigidos al objetivo esencial que los agricultores puedan adquirir capacidades de un manejo agroecológico del predio, a través de la preparación de biopreparados, con sus propios productos, ahorrando la compra de estos”.

DESAFÍOS

Para nosotros, agrega Lucero Callpa, es relevante asumir desafíos en lo que hoy se llama economía circular, “donde lo sustentable es básico. Por eso nosotros como un grupo de agricultores, entre procesados y ganadería, decidimos, por ejemplo, formar una Cooperativa Agroecológica de Pica, con la misión de contribuir a una alimentación sana y con conciencia medioambiental.  Por tanto, capacitaciones como estás van en la misma línea de acción, de lo que queremos lograr y de paso, hacia el futuro, ir entre nosotros mismos como agricultores enseñando, para lo cual el trabajo asociativo debe funcionar, en razón además de un consumidor o cliente que está informado y quiere comer sano.  A raíz de esto, debemos fortalecer la oferta, que aún es limitada”, enfatizó.  Entonces con estas capacitaciones e iniciativas -agrega Lucero- “tenemos que entenderlo como parte de un proceso, de un ciclo integral, donde debemos ser constantes, ir probando, para poder llegar a un resultado y eso creo que se obtuvo en la reflexión final del curso”.

En igual sentido, de mirada a las buenas prácticas en la agricultura, Leila Freile, comenta que se han ido produciendo cambios en los usuarios, por ejemplo “con el uso y manejo de sus quemas, lo cual hoy están realizando menos; utilizando esos materiales vegetales para hacer compostaje o dejar hojas en las tazas de cultivos, para mantener la humedad y crear materia orgánica, alrededor del árbol, por ejemplo, donde además convivimos en suelos con arena”, nos comenta.

image_pdfimage_print