La máxima autoridad regional dijo que la región cuenta con los medios (humanos y financieros) para que atender la emergencia.

 

A propósito del embate que han sufrido las comunas del interior producto del invierno altiplánico, el intendente Miguel Ángel Quezada, ofreció un balance detallado sobre las condiciones de los poblados que se han visto afectados.

En ese sentido, Quezada precisó que hasta ahora se contabilizan dos personas fallecidas, 110 damnificas y 379 se encuentran aisladas en distintos poblados de la provincia del Tamarugal. Al tiempo que, detalló que se han realizado 66 evacuaciones.

Respecto a la conectividad Quezada informó que 16 localidades se mantienen aisladas, mientras que, la Ruta 5 Norte permanece cortada.

En relación al número de damnificados, el funcionario dijo que “se encuentran concentrados en las localidades de Pica y Camiña, según la ficha básica de emergencia, están levantando la información de Huara”.

Añadió que están utilizando equipos por aire y por tierra. “Constantemente estamos conversado con cada alcalde para tener en detalle la situación de cada poblado”, indicó Quezada.

Consultado acerca de si existe las condiciones para solicitar que se declare zona de catástrofe, el Intendente señaló que “nuestra región solo está atravesando por un efecto climático, por lo que no es necesario declarar como una zona de catástrofe a diferencia de otras zonas que son afectadas por personas. Nosotros tenemos una alerta roja, y en respuesta a ello contamos con los medios para atender a nuestra gente, por eso hemos tomado las precauciones”.

Por otra parte, Quezada comentó que de manera preventiva activó la seremía de Medio Ambiente con la finalidad de que monitoree los relaves mineros que están al interior de la región.

Asimismo, se refirió al incidente que sufrieron varios trabajadores de la minera Doña Inés de Collahuasi, quienes que se permanecieron detenidos en el kilómetro 72 tras haber caído en un socavón.

En ese particular, la compañía informó a través de su cuenta en Twitter que sus trabajadores “se encuentran bien, fueron asistidos desde anoche –jueves- con alimentos y abrigo, y ya han logrado cruzar desde el km 30 al km 29 y se encuentran descendiendo en buses con destino a Iquique.