Problemas a la vista han aumentado con la pandemia de acuerdo a OMS:

De acuerdo con datos de la base pública de Fonasa 2018-2019 y con antecedentes de la red de clínicas Ultravisión, en el norte de Chile están las ciudades que cuentan con la mayor cantidad de habitantes con problemas a la vista. Se estima que el 70% de la población del norte tiene problemas visuales refractivos, de los cuales solo el 35% esta debidamente diagnosticado (astigmatismo, miopía, hipermetropía). Estos problemas, se han visto incrementados en 2020 con la pandemia, debido al encierro y al excesivo uso de pantallas tecnológicas, de acuerdo a antecedentes entregados en julio por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según el especialista de Ultravisión y jefe de la zona norte, Rodrigo Sierra «esto ocurre por el exceso de exposición a la radiación ultravioleta durante gran parte del año, el uso de pantallas y smartphones y debido a los trabajos que requieren mayores esfuerzos oftalmológicos, como la minería. A su vez, hemos visto que nuestros pacientes de la zona tienden a desarrollar mayor incidencia de defectos refractivos, especialmente astigmatismo”, detalla. Indica que según las cifras con que ellos cuentan, “en 2019 en Iquique fueron intervenidos 1.354 afecciones a la vista. De estos pacientes, casi el 50% presentaba astigmatismo. El otro 50% se dividía entre miopía e hipermetropía”.

“Si bien nos encontramos en escenario de pandemia, hemos podido constatar que las personas han aumentado el interés por solucionar sus problemas de salud arrastrados por años, lo que se ha visto reflejado en un incremento de la demanda por soluciones definitivas”, explica el especialista. “Una de las motivaciones que han declarado nuestros pacientes dice relación con la incomodidad que les genera el uso de lentes, más ahora en que se debe usar mascarilla”, asegura.

“Las personas de Iquique se están inclinando por solucionar el problema de raíz y se han acercado a Ultravisión para realizar el procedimiento llamado cirugía Lasik, el cual no tarda más de 10 minutos por ojo y se realiza bajo estrictos protocolos de seguridad para evitar cualquier tipo de contagio, otorgando una intervención 100% segura”, dice Sierra.

«Durante estos meses, el post operatorio ha sido mejor tolerado por los pacientes y han disminuido los tiempos de recuperación. De acuerdo a lo que hemos constatado, como la gente se desplaza menos, su exposición a la radiación solar también ha sido menor y así los procesos de recuperación han sido más rápidos que en años anteriores”, asegura. “Adicionalmente, en la zona hay muchas personas que trabajan en minería y están con sistemas de turno, como asimismo otros realizan cuarentena voluntaria, lo que ha aumentado la disponibilidad de tiempo (días libres) para acceder a este tipo de procedimientos y les ha permitido tener un post operatorio más cómodo», dice.

Y recalca: «Muchos han accedido a la cirugía porque de acuerdo a múltiples estudios, el uso de lentes de contacto no es recomendado en el escenario actual, ya que el material con el que están fabricados se ha comprobado que es conductor del virus”, destaca el experto. “Además, como la evaluación inicial que realizamos es gratuita, varias personas han decidido aprovechar este tiempo para acceder a una”, concluye. 

Los cuatro errores de refracción más comunes son:

  • Astigmatismo: Problemas de enfoque en todas las distancias.
  • Miopía o corto de vista: Visión borrosa a distancia
  • Hipermetropía o hiperopía: Visión borrosa de cerca.
  • Presbicia: Incapacidad para enfocar de cerca en personas sobre los 40 años.
image_pdfimage_print