Durante todos los días el personal municipal realiza la limpieza de distintos sectores de la ciudad, no obstante la labor no debiera ser adjudicada cien por ciento a ellos. Para mantener una comuna limpia, ordenada y bella, se requiere la ayuda de todos los que viven en Alto Hospicio.

Existen restricciones y lugares señalados para arrojar los desechos domiciliarios, pero parece que a muchas personas inescrupulosas no les importa tirar la basura doméstica a la calle a cualquier hora del día y desordenar los receptáculos dispuestos por el municipio en avenidas y calles de la ciudad.

Si las autoridades comunales ejecutan con sus hombre y maquinarias los 365 días del año, el retiro de los residuos que botan a diario los hospicianos, en los lugares dispuestos para ello, se avanzaría bastante en el ordenamiento y aseo de la ciudad.

La irresponsabilidad de algunas personas, hace que la comuna se vea en ciertos lugares más sucia y fea. Los operativos de aseo y limpieza que semanalmente se implementan en los barrios, parece que no dan abasto para recolectar las miles de toneladas de basura que diariamente arrojan a las calles y sitios eriazos.

Con todos estos inconvenientes, el municipio emplaza a la comunidad a denunciar a los “amigos de la basura”, que arrojan no solo basura doméstica, sino también muebles en desuso y escombros en lugares no habilitados.

A pesar de ello, el municipio no cesa en las campañas de información y mantención del aseo, con su equipo de trabajadores, más los camiones de la empresa “Jeria Hermanos”, contratista a cargo del retiro de los desechos domiciliarios de la comuna.

50 Contenedores

Para contribuir a las tareas de limpieza, el municipio este año instaló 50 contenedores, ubicados en diferentes puntos de la ciudad, y se espera a futuro seguir implementando estos depósitos de basuras que han sido bien utilizados por parte de la mayoría de la comunidad.

Al respecto, el relacionador público de “Jeria Hermanos”, Pablo Orellana, precisó que con el aporte de los contenedores se ha permitido mantener más ordenadas las calles y avenidas. No obstante, hizo un llamado y recomendación a los vecinos que esos depósitos son solo para basura domiciliaria y no para cualquier tipo de escombros.

En el día, precisó, hay lugares que los contenedores se llenan rapidísimos y hay veces que en el mismo lugar el camión recolector debe pasar hasta tres veces.

También Orellana, reiteró a la comunidad que en lo posible sea selectiva en el momento de arrojar botellas quebradas o pedazos de vidrios en bolsas plásticas. El mal embalaje de estos cristales, dijo, provocan serios accidentes de cortes a los recolectores, por lo que recomienda envolver los pedazos de vidrios en papel o echarlos en cajas.