Giovanni Calderón Bassi, director de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático

La sequía en el sur de Chile y las frecuentes marejadas son temas que preocupan a la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático porque son las primeras manifestaciones de la naturaleza que siembran inquietud en las naciones. De aquello y de los Acuerdos de Producción Limpia en la Región de Tarapacá conversó con Diarios Longino el director de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático.

 

MARIO VERGARA

“Los efectos del cambio climático es algo que debería preocuparnos mucho más que lo que hasta ahora y que en la región del norte de Chile, particularmente, se está manifestando  a través de dos fenómenos, las marejadas que cada vez son más frecuentes y por otro lado, la sequía más larga que estamos enfrentando según los registros de la historia de la pluviometría chilena que se mide en las lluvias”, sostuvo Giovanni Calderón Bassi, director de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático.

¿Qué tan grave es lo que está ocurriendo con el clima y cómo nos afecta a las personas?

-La sequía por la que estamos pasando es la más larga y eso afecta a distintos sectores y al ciudadano común y corriente. Por ejemplo, desde el momento que disminuye el turismo  por las marejadas hasta el problema que están teniendo los agricultores por el tema de la sequía. Hace un mes el Panel Intergubernamental del Cambio Climático de las Naciones Unidas emitió un informe bastante preocupante cuando alguien explicó que, si llegamos a superar el grado 1, 5 del aumento de la temperatura promedio dentro de los próximos años. De hecho se habla que entre los años 2032 y el año 2050 podría ocurrir eso.

¿Si eso ocurriera qué pasaría?

-Que vamos a enfrentar consecuencias climáticas bastantes catastróficas, hay un derretimiento de los polos que hoy día es bastante evidente. En  el sur ya se han perdido más de tres millones de kilómetros de hielo desde el año ´80 lo que demuestra que ya los efectos del cambio climático se están sintiendo, no es una cosa que pasará en el futuro, sino que es algo que ya está pasando hoy día.

¿El fenómeno es irreversible?

-Es reversible con un esfuerzo mundial y de allí la importancia, de que por ejemplo, de que Estados Unidos se haya retirado del Acuerdo de Paris. Los grandes emisores de gases invernadero son las potencias industrializadas. Chile es un país que mite poco gas de efecto invernadero porque nuestra industria es pequeña, nuestra economía es pequeña y no somos grandes emisores de ese tipo de gases; pero también asumimos compromiso del Acuerdo de París de reducir la emisión de esos gases y eso naturalmente requiere un trabajo y en eso está el Estado a través del Ministerio del Ambiente y de la Agencia de Sustentabilidad. Pero para nosotros, lo más importante del cambio climático es poder enfocar los efectos del cambio climático por las medidas de adaptación. De las nueve vulnerabilidades de la ONU en relación con el cambio climático, Chile responde a siete de ella; o sea que tenemos siete de las nueve vulnerabilidades y eso significa que Chile es un país que se verá más afectado por los efectos del cambio climático.

¿Puede precisar cómo se manifestarán esas debilidades?

-Bueno, entre otras, el aumento del nivel mar que afectará a las zonas costeras y ribereñas. Por ejemplo ya vemos los efectos porque Chile es un país de costas altas producto del roce de las placas tectónicas y eso en vez de permitir que el mar ingrese en el territorio lo que produce son las marejadas. Pero también tenemos territorio insular, o sea 770 mil kilómetros de metros cuadrados de las islas de Chile. En el sur de Chile existe un gran territorio insular y en la Isla de Pascua que es la más conocida ya ha sufrido estos efectos, al punto que han quedado al descubierto, cementerios incluso algunos moais están muy cerca de la costa, se están viendo en riesgo producto del ingreso del mar que tiene que ver con el aumento del volumen del mar.

LA AGENCIA

Giovanni Calderón Bassi se reunió con las autoridades del Gobierno Regional para abordar el cambio climático y para delinear alianzas estratégicas para fortalecer el fomento productivo sustentable en la región.

¿Qué otros asuntos lo trajo a nuestra región?

-Es que nos estamos reuniendo con las autoridades regionales con intendentes y seremis de las áreas vinculadas al trabajo nuestro, medioambiente, energía y economía, básicamente para generar una estructura en las regiones, desde las regiones para trabajar en los temas de sustentabilidad y cambio climático.

¿Básicamente, cuál es el ámbito de acción de la agencia?

-Es promover la productividad mejorando las condiciones medioambientales en los procesos productivos. Entonces, ayudamos a los agricultores, pequeños mineros, comerciantes, panaderos, a distintos gremios, a poder mejorar sus procesos productivos ahorrando energía y agua para que de esa manera puedan obtener mejores resultados, ganar más plata, en definitiva siendo más amigable con el medioambiente y mantener mejores relaciones con la comunidad.

¿Cuándo comenzó sus actividades esta entidad?

-La Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático tiene casi dos años, es heredera del Consejo de Producción Limpia que es una institución que ya tiene casi veinte años. El primer acuerdo de Producción Limpia se firmó el año 1999, son alrededor de 150 acuerdos que hemos celebrado en nuestra historia y tiene una trayectoria muy reconocida a nivel nacional e internacional. De hecho fuimos la primera norma medioambientalmente adecuada reconocida por la ONU la primera del mundo (los Acuerdos de Producción Limpia). Apoyamos a las pequeña y medianas empresas y también de las grandes empresas, lo que hace la agencia, ellas lo aprenden. Tenemos una trayectoria consolidada y hoy día estamos empezando a desarrollar otros tipos de instrumentos para facilitar la participación de las comunidades en el desarrollo de los proyectos de inversiones de manera que no se produzcan  los conflictos que todo el país ha sido testigo en las distintas regiones en los últimos años.

¿Qué puede de los Acuerdos de Producción Limpia en la Región de Tarapacá?

-Nosotros tenemos acuerdos de producción limpia en esta región, con distintos sectores productivos. El objetivo nuestro es poder aumentar la cobertura de los acuerdos de producción limpia de manera de poder colaborar, especialmente con las pymes, también con las empresas más grandes. Las empresas más grandes cuentan con los recursos para poder realizar cambios tecnológicos, con estudios, tener consultorios de alto nivel que les permitan mejorar sus procedimientos productivos y hacerlo más amigable con el medioambiente.

¿Pero dónde está focalizada sus funciones como agencia?

-En las pymes y lo que queremos es aumentar el número de empresas y el número de instalaciones de esas empresas, que adopten medidas de producción limpia de manera que, por una parte, contribuyamos a disminuir la emisión de gases de efecto invernadero ahorrar energía y que eso signifique para esas empresas algo más rentable, que ganen más dinero por hacerse más eficientes a través de la aplicación de esta medidas.

¿Cuál fue el objetivo de su visita a las autoridades regionales?

-Primero relevar la labor de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, darle un más alto nivel y en ese sentido hemos tenido una acogida extraordinaria por parte del Intendente de Tarapacá y de todas las regiones y entrevista con la senadora Luz Ebensperger. La idea es poder constituir un equipo de trabajo de alto nivel liderado por el Intendente Regional, los seremis del área y por la Agencia de Sustentabilidad, para adoptar medidas concretas. La verdad es que mi mayor interés es que los recursos que el Estado está destinando a esta materia de sustentabilidad y cambio climático se traduzcan en medidas concretas para las personas, en recambio tecnológico en la búsqueda un medioambiente más limpio.

¿Quiere un mensaje para las comunidades de esta región?

Si yo pudiera dejarle un mensaje a los habitantes de la Región de Tarapacá es que tomen  consciencia de la importancia del cambio climático de lo que está ocurriendo y ojala los colabore. Cada persona puede mejorar su relación con el medioambiente, reciclando, ocupando menos los vehículos que producen CO2, prefiriendo productos que son más sustentables y que tienen el sello de sustentabilidad para que todo sea un esfuerzo colectivo por una mejor calidad de vida.