Cybex, líder en Europa en seguridad infantil:

El uso a contramarcha hasta los 4 años, la rotación inteligente en 360°, la combinación del isofix con la “pata de apoyo” y el recientemente integrado SensorSafe son algunos de los elementos que poseen las nuevas sillas de autos de la empresa alemana Cybex y que las convierten algunos de los sistemas de transporte de menores al interior de vehículos más seguros del mundo.

Con el objetivo de reducir la tasa de siniestralidad vial de niños al interior de los automóviles, la marca alemana Cybex desarrolló nuevas tecnologías que los sitúan entre los sistemas de retención infantil más seguros que existen en el mercado europeo para el transporte de menores y que ahora llegan a Chile.

Uno de los modelos que integra la mayoría de las características es el modelo Sirona S i-Size, que puede ser utilizado por menores de 0 a 4 años, y que reúne las tecnologías de seguridad más avanzadas e innovadoras a nivel mundial en una sola silla.

Este modelo de retención infantil cuenta con un sistema giratorio de 360° que permite ubicar a los menores en el sentido contrario a la marcha hasta los 4 años, lo que reduce el riesgo de sufrir daños en una colisión frontal hasta en un 80%, en comparación con una silla convencional.  Cuenta con rotación inteligente, que está complementado con la tecnología de reducción de energía, cuya innovación permite disminuir las fuerzas del impacto en el cuello hasta en un 20%.

El sistema de anclaje al automóvil ISOFIX utilizado por Cybex, y que es obligatorio en Chile en todos los automóviles nuevos que  ingresan al país desde 2017, ahora integra la “pata de apoyo” regulable en altura. Este sistema evita la rotación de la silla en caso de un siniestro vial, es capaz de absorber la fuerza de una colisión frontal, proporcionando una mayor estabilidad del menor durante el viaje y reduce significativamente el riesgo de una mala instalación.

Otro elemento innovador en materia de seguridad es la protección lineal telescópica en impactos laterales, que en conjunto con el protector de cabeza y hombros de la silla mejora la seguridad del niño al reducir entre un 15% y un 80%  la energía cinética que llega al menor, desviándola desde el habitáculo hacia la parte trasera de la silla.

 No  más niños olvidados al interior de los autos

Con el objetivo de minimizar los riesgos a los que están expuestos los menores de edad al interior de los automóviles, la compañía alemana Cybex ya acreditó en Chile la tecnología SensorSafe que permitirá informarles a los padres si su hijo se quedó solo en el auto, si existen cambios de temperatura que los aquejen en sus viajes o si se desabrocharon los arnés de seguridad durante los traslados. Los modelos de sillas con esta tecnología, para modelos convertibles y de recién nacidos, están siendo homologadas por el Ministerio de Transportes para que sean comercializadas en el mercado chileno a partir de 2019.

El dispositivo, incorporado al arnés de las sillas, permite sincronizarlo con la computadora del automóvil, por medio de la conexión OBD, y el teléfono inteligente del adulto para así monitorear al niño durante todo el trayecto, incluso cuando éste se encuentre con el motor apagado.

Según Paula Deimel, Brand Manager de Cybex en Chile “esta tecnología no reemplaza la responsabilidad que tienen los padres con el cuidado de los hijos, pero sí está pensada para minimizar los riesgos a los que pueden verse expuestos los menores al interior del automóvil. La funcionalidad y versatilidad de este dispositivo inteligente es parte integral de la silla y permite comunicarse con el automóvil a través de un conector insertado en el puerto OBDII del vehículo”.

En qué fijarse a la hora de adquirir una silla de seguridad:

  • Validar la talla del menor para elegir una silla adecuada.
  • Informarse de los parámetros de seguridad que pueden hacer una gran diferencia a la hora de un accidente, como la contramarcha hasta al menos los 2 años de edad (ojalá 4), la pata de apoyo, el isofix, o la protección lateral que brinda una butaca en vez de un alzador.
  • Validar que la silla esté acreditada en Chile, revisando el sello amarillo y que esté publicada en la web de la Comisión Nacional de Seguridad y Tránsito (CONASET).
  • Revisar si las opciones existentes cuentan con alguna valoración de seguridad que entregan las instituciones independientes.
  • Revisar siempre el manual de instrucciones y validar que la silla esté correctamente instalada. Hay tiendas con personal capacitado para instalar sillas de auto, o se pueden revisar tutoriales oficiales en internet.
  • Las sillas de niños tienen fecha vencimiento y no se heredan, pues el uso, la exposición al sol y medio ambiente en general, las van desgastando. Y debe ser reemplazada si se ha visto involucrada en un siniestro vial fuerte. Para las sillas usadas a la venta, no hay cómo validar si han estado sometida a un choque fuerte.
  • Si piensa comprar un vehículo nuevo o usado, privilegie la tecnología ISOFIX o LATCH que brindan mayor protección a los menores en caso de accidentes frontales, laterales o traseros.
  • No realice intervenciones caseras, utilice solamente las piezas entregadas por el fabricante de la silla.