Organización Mundial de la Salud: 

Teniendo presente la experiencia de los países europeos, la autoridad internacional afirmó ayer que las cuarentenas son “una medida de último recurso”. Asimismo, recalcó que –aumentando ciertas medidas de autoprotección– se pueden evitar efectos secundarios y la «pérdida de recursos» que generan los confinamientos. Pocas veces, el sentir popular y el mundo científico han tenido tan amplia coincidencia. 

Isabel Frías 

Periodista U.C.

«Debemos asegurar la enseñanza para nuestros hijos».  

La frase corresponde a Hans Kluge, director para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien durante ayer jueves se pronunció respecto de la necesidad de mantener abiertos los colegios durante la pandemia de coronavirus, afirmando además que –en su opinión– se pueden evitar los confinamientos si se aumentan las medidas de protección dado que los niños y adolescentes no son “impulsores principales del contagio”. 

El alto funcionario de la OMS no se quedó allí y sostuvo que el cierre de las escuelas simplemente “no es efectivo” para evitar brotes de contagios de covid porque, ya se sabe, todos los países del mundo registran como principales focos de peligro en los hogares de ancianos, instituciones, cultos religiosos y reuniones sociales privadas: En este último ítem, la delantera se concentra en fiestas de matrimonios, por lejos. 

Con conocimiento de causa y dado los antecedentes científicos que maneja la OMS, Hans Kluge aseguró que los confinamientos son «una medida de último recurso» ya que provocan serios efectos secundarios. 

El experto, durante el contacto periodístico que realizó desde Copenhague (Dinamarca), enumeró como efectos colaterales indeseados de las cuarentenas que deben ser seriamente evaluados: Los daños a la salud mental de las personas y el aumento significativo de la violencia contra las mujeres bajo aislamiento obligado con sus agresores, omitiendo el impacto que generan sobre las medianas y pequeñas empresas, junto al golpe que provocan sobre las fuentes laborales. 

En relación a la efectividad de otras medidas sanitarias, la autoridad destacó la relevancia de utilizar constantemente mascarilla sanitaria: Cuando se da un uso inferior al 60% de la mascarilla por parte de la población, «es difícil evitar los confinamientos», advirtió. 

Como contrapartida, señaló el líder OMS de la región europea, si el 95% de las personas respeta el resguardo que implica la mascarilla bajo todas las condiciones riesgosas, “los confinamientos no serían necesarios” sino puntuales y mucho más acotados, señaló. 

NUEVA OLA DE CONTAGIOS 

«En las últimas dos semanas, las muertes por covid-19 han aumentado un 18%. La semana pasada Europa registró más de 29 mil nuevos fallecimientos, cifra que implica la muerte de una persona cada 17 segundos», lamentó el médico de nacionalidad belga.  

Pero –hay que reiterarlo– ni los niños ni los adolescentes son protagonistas de estas lamentables cifras. 

El líder europeo de la OMS destacó –no obstante– que el número de nuevos casos en Europa bajó de 2 millones hace dos semanas a 1,8 millones los últimos siete días, una caída que se explica “por el comportamiento responsable de los ciudadanos”, afirmó.
A grandes rasgos, la apertura de los colegios y del uso de las mascarillas para evitar los confinamientos fueron los dos de los mensajes centrales de la autoridad sanitaria, quien calificó como una «gran esperanza en la lucha contra el virus» aquellas noticias sobre los avances en varios ensayos de vacunas contra el covid19.  

Sin embargo, la OMS reiteró la importancia de que todos los países tengan acceso a las futuras vacunas, hecho que no está del todo clara y ya existe una lucha subterránea y silenciosa de las economías más poderosas por asegurarse primero su abastecimiento, en desmedro de los países más pobres.  

«La vacuna es muy importante, pero tampoco es una fórmula milagrosa», precisó el doctor Kluge, reiterando la necesidad de completarla con las otras medidas protectoras científicamente probadas como son el lavado de manos, el distanciamiento físico y el uso permanente de mascarilla. 

image_pdfimage_print