En sus primeras palabras como general director de Carabineros, señaló que la recuperación de la confianza de la ciudadanía a la institución, en medio de la profunda crisis que la afecta, «se logra trabajando, trabajando y trabajando».

“Quisiera dar las gracias a su excelencia, el Presidente de la República, porque ha reconocido el trabajo de un carabinero para dirigir a los casi 60 mil carabineros que somos en todo el país. Por lo tanto, yo quisiera agradecer en primer lugar la elección que hizo su excelencia y, por cierto, desde ya comprometer mi lealtad”.

Estas fueron las primeras palabras de Mario Rozas como nuevo director general de Carabineros, cargo para el que fue designado por el Presidente Piñera luego de que la Contraloría tomara razón del decreto para destituir a Hermes Soto como máximo jefe de la policía uniformada.

Rozas, en el Palacio de La Moneda, aprovechó el momento para transmitir a todos los carabineros el saludo del Mandatario, “que reconoce nuestro trabajo del día a día en el control y la prevención del delito. El Presidente me ha instruido a que debemos seguir trabajando en esta senda de controlar el delito y sobre todo de ejercer todos estos planes de modernización de Carabineros”.

“Los carabineros somos ciudadanos que hemos salido de la comunidad, nos hemos hecho carabineros para servir a la comunidad, por lo tanto, ese es nuestro trabajo, lo sabemos hacer bastante bien, así es que ese es un deber que no admite excusas”, agregó.

Sobre la misión de recuperar la confianza de la ciudadanía en medio de la crisis que vive la institución, que ha abarcado el caso del millonario fraude, la Operación Huracán y el homicidio del comunero mapuche Camilo Catrillanca, Rozas señaló que “esto se logra trabajando, trabajando y trabajando, y sobre todo apoyando. Yo voy a reunirme con mis carabineros para entregarles este mensaje de apoyo y sobre todo para seguir trabajando por la comunidad”.

Fuente: La Tercera

image_pdfimage_print