296 familias piqueñas beneficiadas con aportes de CNR y Collahuasi

La recuperación de agua, mediante mejoras y nuevos canales de regadío, han permitido optimizar la frecuencia de riego en la comuna agrícola de Pica, siendo ésta una de las obras más grandes en el norte del país con una inversión total que asciende a más de $594 millones.

Con el objetivo de mejorar las condiciones productivas de la agricultura, por medio del mejoramiento y construcción de canales de riego para la comuna de Pica, se ha beneficiado a un total de 296 familias de la comuna, pertenecientes a las comunidades de Aguas y Canal Resbaladero, Aguas Canal Alto Grande, Aguas Canal Altillo Chico, Asociación Regantes Vertiente Concova y sector de Miraflores. Todo ello mediante la mejora, rehabilitación y reconstrucción de 3.122 metros lineales de canales para regadío.

Las obras se realizaron con aportes de la Comisión Nacional de Riego (CNR) y Collahuasi, a través de la Ley de Riego que permite bonificar la ejecución de este tipo de obras, la cual constituye una de las más grandes en el norte del país.

“El impacto de este proyecto pasa por ser un ejemplo para las comunidades, invitándolas a trabajar en conjunto, a que se agrupen para hacer una obra de canales, demostrando al resto de la provincia de Tamarugal que se puede trabajar por esto. Se ha pensado en el uso de nuevas tecnología, pero siempre mejorando la eficiencia en el uso del agua”, explicó Miguel Donoso, Coordinador Zonal Norte Grande de la Comisión Nacional de Riego.

MEJORAS

Desde 2012, han sido más de 296 las familias beneficiadas por la implementación del programa, logrando una recuperación de agua que ha significado que hoy los regantes modifiquen la frecuencia de riego de sus predios, lo que se llevaba a cabo cada 27 días. Actualmente, dicha frecuencia es de 15 días, mejorando su productividad, calibres y calidad de la fruta; ello con una inversión total de las obras que asciende a más de $594 millones.

Eduardo Arroyo, Dirigente de la Organización Agrícola de Pica, argumentó que llevan trabajando cerca de 7 años con la compañía minera, “quienes han aportado el 50% del costo del proyecto. Esta nueva obra suma una inversión superior a los 4 millones de dólares, permitiendo abordar hoy los 15 mil metros lineales de canales en Pica. Antes podíamos regar una vez al mes, pero hoy con el nuevo proyecto podemos hacerlo dos veces, con el mismo uso de agua. Esta es una mega obra como comuna agrícola en pleno desierto, donde el agua es oro, que nos ha permitido potenciar el casco patrimonial e histórico de nuestra comuna, fortaleciendo su agro clima y bondades”.

IMPACTO

Cabe destacar que la actividad agrícola comunal se ha desarrollado en función de canales de regadío con datas de construcción de 50 a 60 años. Hasta antes de la ejecución del proyecto, los canales de regadío se encontraban desmejorados, reduciendo la eficacia en el uso del recurso hídrico con una  pérdida de agua que alcanzaba un promedio del 50% e, incluso, en los canales  más críticos, la pérdida alcanzaba el 100%.

Matías Aylwin, Director de Asuntos Corporativos de Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi, argumentó que “como Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi, reconocemos el gran potencial agrícola, turístico y cultural de Pica y estamos celebrando junto a los vecinos este proyecto, que busca potenciar la agricultura a la usanza de la comunidad, a través de 3 mil metros de canales de regadío. Es gratificante conversar con ellos y darse cuenta de los beneficios que genera recuperar o mejorar estos sistemas, tanto a nivel productivo, pero también en recuperación patrimonial y cultural”.

Para finalizar, el alcalde de Pica, Iván Infante, agradeció los aportes recibidos a través de las obras de riego. “Estas obras son muy importantes para nuestra comuna. Quiero destacar que nosotros regamos por inundación y esta obra nos permite mantener viva parte de la cultura e historia de nuestro pueblo. Agradecemos el trabajo y preocupación de la CNR y Collahuasi, quienes nos acompañan en la senda del desarrollo integral de Pica”.