En solemne ceremonia las autoridades militares de la Segunda Brigada Acorazada Cazadores recibieron a 124 hombres y mujeres que decidieron comenzar su conscripción militar.

CAMPO MILITAR DE POZO ALMONTE/

Fotos: Daniel Alejandro Troncoso

Más de un centenar de hombres y mujeres que decidió cumplir con el Servicio Militar iniciaron ayer el período instrucción. El proceso de acuartelamiento se realizó este miércoles con 124 hombres y mujeres que se integran a las filas del Ejército para cumplir con su Servicio Militar Obligatorio.

«Así, ayer comenzó un proceso sistemático, paulatino para que esos ciudadanos al acabo de un mes aproximadamente puedan integrante definitivamente como soldados del Ejército, con una instrucción básica que les permita cumplir sus tareas en todos los ámbitos en que el Ejército apoya a la comunidad, realizar tareas para la defensa del país y un sinnúmero de otras actividades que forman parte de los desafíos que los nuevos soldados conscriptos del Ejército deberán enfrentar» dijo el mayor Edison Ponce Loyola, comandante del Batallón de Infantería Blindado N° 5 Carampangue.

Vista general del nuevo contingente del Servicio Militar.

Explicó que las y los soldados conscriptos contarán con el apoyo de un equipo de instructores preparados, capacitados con mucha experiencia que los guiarán durante todo el proceso que para ellos no es fácil.

Precisó que la instrucción involucra un esfuerzo físico, piscológico y mental pero que con la experiencia de los instructores, la planificación y todos los elementos de apoyo que estarán a su disposición, les permitirá llegar al objetivo que es que se logren integrar como soldados combatientes y puedan formar parte íntegramente de las filas del Ejército.

De los 124 conscriptos, 72 son mujeres, pero al cierre de esta edición se esperaba el arribo de otra cantidad de personas provenientes de Santiago y de otras ciudades.

Mayor Edison Ponce Loyola, comandante del Batallón de Infantería Blindado N° 5 Carampangue.
General, Chistian Bolívar, comandante de la Segunda Brigada Acorazada Cazadores.

General Christian Bolívar:

«La vida de cuartel tiene sacrificios»

La ceremonia de bienvenida al nuevo contingente del Servicio Militar, se realizó en el Campo Militar de Pozo Almonte donde el general Christian Bolívar, comandante de la Segunda Brigada Acorazada Cazadores, les dirigió algunas palabras de recibimiento a nombre de todos los integrantes de la  brigada.

«Esta es una etapa importante en la vida de cada uno de ustedes y que sin duda los marcará para el resto de sus días. La decisión de cumplir con el Servicio Militar, es una decisión que conlleva una serie de valores y principios que son los que promueve el Ejército de Chile» les dijo.

Agregó que el servicio a la Patria, la lealtad el espíritu de trabajo, el espíritu de cuerpo entre muchos otros aspectos que se les irá entregando en los próximos días.

«La vida de cuartel tiene sacrificios, la vida de cuartel tiene para todos nosotros un costo en término del esfuerzo que desarrollamos día a día para cumplir con las tareas. Y para ustedes que están iniciando este proceso, por cierto que será difícil y eso lo tenemos absolutamente claro; pero estamos a su disposición para que este período sea del máximo provecho para cada uno de ustedes. Que puedan optar a cada una de las posibilidades que el Servicio Militar les entregará».

También les explicó que en su preparación como soldados, en su formación como combatientes, en su implementación de estudios y posterior especialización está la posibilidad de optar a cualquiera de las opciones que ofrecen las fuerzas armadas, en sus distintas escuelas matrices para continuar con una carrera profesional.

Luego les deseo éxito y que pronto se ambienten a la vida de cuartel. Dijo esperar que desde ese minuto se sientan integrantes de la Segunda Brigada, que se sientan cazadores y que espera puedan desarrollar en forma normal todas las actividades.

«Mi primera recomendación como comandante de la Brigada y teniendo en consideración que tenemos una situación especial y que nos afecta igual que al resto del país es que nos cuidemos. No hay nada más importante que la integridad física. Yo asumo a partir de este momento la responsabilidad del cuidado de ustedes y eso no lo vamos a transar en ninguna consideración».

Enfatizó en que “todas las actividades que desarrollen, todas las tareas que se asignen, todas las funciones que cumplan deben tener como prioridad la seguridad y el cuidado de cada uno de ustedes.”

«A los instructores que han sido especialmente designados para cumplir con este período inicial les exijo el máximo de dedicación, el máximo de preocupación por cada uno de los hombres y mujeres jóvenes que se integran hoy día a este unidad y les exijo también que al término del período podamos ver en cada uno de estos nuevos soldados a un combatiente con todas las herramientas para poder cumplir las tareas, que a partir de ese momento les corresponda desarrollar. Los instructores son a partir de este momento sus tutores, sus instructores, quienes les entregaran sus competencias. Sientan la confianza para pedirles a ellos todo lo que corresponda en este período. No tengan temor de pedir apoyo para que se les refuerce algo que no entendieron o que no pudieron asimilar» recalcó el general, comandante de la Segunda Brigada Acorazada Cazadores.

image_pdfimage_print