Con asistencia completa cuentan los talleres de natación implementados por el muncipio para niños y adultos que se desarrollan en las piscinas de El Boro y La Pampa.

Los programas insertos en las políticas del Gobierno Comunal de facilitarles a la población los espacios públicos para que realicen actividades formativas y recreativas, totalmente gratis, se han convertido en una experiencia muy gratificante, según señalan los asistentes a la piscina de El Boro.

Karina Papuzensky, pobladora del sector de Avenida Las Parcelas, quien participa junto a su hija de 13 años, Josefina Díaz, está feliz por la iniciativa comunal. «Con mi hija disfrutamos todos los días que se realizan los cursos de natación. Yo en el taller de Hidrogimnasia me divierto y bailo con mis otras compañeras, al son de una música entretenida», aseveró.

Asimismo, reiteró a que hay muchos interesados en participar y los cupos no son suficientes. «Espero que el municipio siga y amplíe estos cursos de natación que tan bien le hacen a la salud de las personas. Los chicos aprenden, se divierten y aprovechan muy bien el día, no se quedan durmiendo hasta tarde», acotó.

Por su parte, Manuela Romanque, apoderada del menor, Daniel Rivas, que vive en el centro de la comuna, elogió la gratitud de estos talleres municipales que contribuyen a que los menores aprovechen su tiempo libre en actividades sanas de aprendizaje y de diversión. «Conocen otros chicos y adquieren seguridad en sus actividades con el agua», añadió.

Ximena Gilberto, apoderada de dos menores de 10 y 14 años de edad, del sector «Casas del Alto», que participan en los talleres de natación, dijo que ambos están más activos y han adquirido más responsabilidad. «Los profesores son excelentes y la calidad de los cursos, que son totalmente gratis, no tienen nada que envidiarles a los que se imparten en forma privada», enfatizó.

En general, las apoderadas y participantes coinciden en lo positivo de estos eventos impulsados por el consistorio, que apuntan a la integración social y salud mental de la comunidad. Todas destacan el profesionalismo de los encargados del taller. Los profesores son muy comprensivos y tienen un buen trato con sus hijos en el aprendizaje y evaluación de sus habilidades natatorias.

Al respecto, la profesora encargada de los talleres de natación de los menores en la etapa de aprendizaje-iniciación, intermedio y avanzado (nado especializado), Vanessa Hidalgo se mostró feliz por la alta convocatoria de las familias hospicianas. Dijo que «los menores asumen muy bien las instrucciones y los evaluamos, junto a mi ayudante Javiera Roco, según sus habilidades», apuntó.

Además, recordó que los niños aprenden divirtiéndose y comparten en sana alegría con otros chicos venidos de diferentes lugares de la comuna.

No obstante, la profesora Vanessa Hidalgo, espera que estos talleres se repitan y se creen nuevas instalaciones para que más niños y adultos puedan incorporarse a estos programas de verano que cada año se ven superados por la masiva asistencia.

Cabe destacar que cada  taller ha sobrepasado los 40 integrantes y  se realiza de martes a viernes desde las 8:15 hasta las 12:30 horas. Además, una vez terminados los talleres municipales, la piscina queda abierta para todo público.

Para protección y salvaguarda de todos los participantes del taller de natación y de las personas que harán uso de la piscina en el día, ésta cuenta con una sala de primeros auxilios, dos salvavidas y un técnico superior en enfermería, que están operativos desde las 8:30 horas hasta las 18:00 horas en que se cierra la piscina para todo público.