Con el sueño ya dañado por la extensa cuarentena sanitaria del covid, los expertos recomiendan anticiparse y prevenir los posibles efectos sobre el organismo que dejará el cambio de hora que se producirá mañana sábado. 

Isabel Frías 

Periodista U.C. 

Como se ha anunciado profusamente, la población ya está advertida que –a la medianoche de mañana sábado– se producirá el cambio de la hora oficial de Chile Continental. 

De esa forma, se materializará en buena parte del país el horario de invierno y las personas deberán retroceder una hora, justo cuando el reloj marque las 24 horas. Y aunque el énfasis está puesto en precaverse de ajustar los dispositivos electrónicos, en realidad el mayor impacto siempre se lo lleva el organismo. 

¿Los más afectados? Hasta antes de la pandemia, el foco estaba puesto básicamente en las alteraciones que producía en adultos mayores y estudiantes. Sin embargo, la emergencia sanitaria del coronavirus ha impuesto confinamientos que han alterado el sueño de un amplio espectro de la población, sostienen los expertos en “ritmos circadianos” y “arquitectura del sueño”. Y es por ese motivo en que, durante este año, el foco de este cambio de hora 2021 se desplazará hacia resguardar ante todo el descanso de las personas y proteger su sistema inmune. 

En palabras simples, un “mal dormir” se relaciona de manera con el covid-19 por cuanto ese fenómeno genera peores consecuencias en la salud general.

PRECAUCIONES 

En primer lugar, hay que tomar medidas para que niños, adolescentes y adultos mayores no extiendan el uso de la luz artificial dentro de las casas y, de ser posible, lo correcto es reducir tempranamente el uso de la iluminación artificial. 

Lo anterior es doblemente válido para quienes abusan de las pantallas de celular, computador o tablets ya que estos aparatos generan un tipo de luz que potencia el estado de vigilia y de atención, lo cual es lo opuesto que requiere la salud del organismo tras caer el sol. 

En la práctica, mucha gente no termina de entender que la vida con iluminación artificial tiene un efecto dañino sobre el sueño: Ese tipo de luz inhibe la producción de melatonina, que es la hormona que provoca el sueño y, al no ser activada, se retrasa la entrada al sueño. 

Ver televisión o el celular hasta tarde equivale, en los hechos, a tomarse unas buenas tazas de café intenso y no permitir la regeneración de las células.

APROVECHAR EL SOL 

En los días previos al cambio de horario, debiera además tomarse un buen “baño de sol” por las mañanas y aumentar la actividad física durante la tarde. 

La idea es activar el organismo de manera adecuada con la finalidad de –caído el atardecer– el propio cuerpo “pida” por sí mismo entrar en “fase de reposo” o “suspensión”. 

Aunque el cálculo dice que este sábado “se ganará una hora de sueño”, en realidad ello es una trampa, porque muchas personas toman este evento como si tuvieran una hora adicional para estar frente a luz artificial y pantallas de dispositivos. Y esta conclusión es precisamente la que altera el buen dormir, una distorsión que puede extenderse incluso por una semana y más. 

Otra recomendación científica es comenzar a evitar las siestas. No obstante, si la costumbre o necesidad es muy fuerte, se debe colocar un reloj despertador de manera de no extender ese hábito por más de 30 minutos. 

Un tip que funciona consiste en reducir o eliminar el consumo de bebidas estimulantes durante las jornadas previas al cambio de hora. Igual cosa acontece respecto del consumo de bebidas alcohólicas. 

Asimismo, tener la precaución de realizar una última comida o cena liviana es un recurso que no falla para recibir la visita Morfeo y potenciar las ganas de dormir, naturalmente. Ensaladas de verduras o frutas son opciones que se deben considerar, donde las guindas (o cerezas) tienen un sitial protagónico. Los últimos estudios nutricional han determinado que esta es la fruta que más ayuda a la hora de lograr conciliar el sueño. 

Toda esta batería de medidas ayudará a mantener los equilibrios internos y conservar la salud. 

image_pdfimage_print