La actividad forma parte del plan nacional de visualización del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, posicionando el acceso a la justicia para las personas vulnerables.

Asegurar un mejor y más expedito sistema de atención integral para personas con discapacidad y adultos mayores. Acceso al Centro de Atención a Víctimas de Delitos Violentos –CAVI- de Iquique sin tener que acercarse el afectado a la institución, así como también retomar la relación entre la defensoría y las personas privadas de libertad para atender sus necesidades jurídicas, son parte de los acuerdos adoptados tras la mesa de trabajo sostenida en torno a los diálogos de acceso a la justicia, entre los diferentes actores ligados a esta materia.

La actividad estuvo encabezada por el seremi de Justicia y Derechos Humanos de Tarapacá, Fernando Canales Hertrampf, junto al director regional de la Corporación de Asistencia Judicial de Tarapacá –CAJTA-, Marcos Gómez Matus.

Dentro de los objetivos de este diálogo, se encuentra poder visibilizar la función, servicios y cobertura de atención de la CAJTA. Identificar y proyectar las necesidades jurídicas que surgirán con mayor intensidad en la década 2020-2030 en la región y activar la red de acceso a la justicia y los actores regionales, para el desarrollo de la agenda de trabajo y coordinación de la corporación de asistencia judicial.

La actividad forma parte del plan nacional de visualización del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, posicionando el acceso a la justicia para las personas vulnerables, dentro de sus principales ejes.

LLEGAR A TODOS

El seremi de Justicia y Derechos Humanos, Fernando Canales Hertrampf, recalcó que “lo que nos interesa lograr a nosotros como seremi de Justicia y a todo el equipo de la Corporación de Asistencia Judicial, con esta mesa de trabajo es generar las instancias para llegar a todas las personas de la Región de Tarapacá. Que la justicia esté presente en cada uno de los rincones, tanto en las provincias de Iquique como la del Tamarugal. De esta forma, ningún tarapaqueño se quede atrás. Porque no solamente tenemos necesidades en la región de salud, educación, infraestructura, también tenemos necesidades en Tarapacá de justicia. Es por eso que desde la seremi impulsamos fuertemente la visibilización de la CAJTA y dotarla de todos los medios materiales, humanos, para que la corporación sea capaz de llegar a cada persona que tenga la necesidad de resolver conflictos de índole jurídico”, sostuvo.

Por otra parte el seremi de la cartera de justicia en la región expuso que lo fundamental es “poder trabajar en mejorar el acceso de los sectores más vulnerables de nuestra región. Como son los niños, niñas y adolescentes, adultos mayores y personas con discapacidad. Muchas veces no cuentan con los recursos económicos para poder costear un abogado particular y de esa manera el Estado, a través de la CAJTA, llega a estas personas y les brinda asesoría legal, representación judicial para que estos sectores con mayor vulnerabilidad tengan acceso a la justicia”, puntualizó.

PRÓXIMA DÉCADA

Identificar y proyectar las necesidades jurídicas que surgirán en la región durante la próxima década, 2020-2030, fue uno de los objetivos en esta mesa de trabajo. Respecto a cómo ha sido la labor de la CAJTA en esta década que finaliza en diciembre próximo, el director regional de la Corporación de Asistencia Judicial de Tarapacá, Marcos Gómez Matus, agregó que este es positivo debido a que “hemos de alguna manera diversificado en nuestro abanico de atención a situaciones específicas. Tenemos unidades de competencia común, pero también tenemos unidades especializadas, como mediación, oficina de defensa laboral, centro de atención a víctimas y de familia, las cuales han podido dar coberturas a una serie de necesidades de la población hasta ahora. Nuestro desafío es saber cómo de aquí a una próxima década conseguimos llegar a una mayor cantidad de personas. Hemos detectado que efectivamente hay personas que se están quedando fuera de nuestra cobertura y esta mesa de trabajo es un primer paso para averiguar dónde tenemos que focalizar nuestros esfuerzos, para evitar que eso ocurra”, aclaró.

La Corporación de Asistencia Judicial en la región actualmente atiende anualmente a unas 14 mil personas en materias orientación e información. Por otro lado son más de 4 mil las causas ingresadas a tribunales las que promedia durante el año la corporación.

Fueron parte de esta mesa de trabajo, la cual acordó reunirse de manera semestral, desde noviembre próximo, el Servicio Nacional del Menor, Servicio Nacional Adultos Mayores, Servicio Nacional de la Discapacidad, Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género, Instituto de Previsión Social, Registro Civil e Identificación, Defensoría Penal Pública, Consejo de la Sociedad Civil, Universidad de Tarapacá, Fiscalía Regional, PDI, Seremi de Gobierno, Gendarmería de Chile, Carabineros de Chile, Consulado Peruano, Centro de Salud Familiar Aguirre, Centro de Salud Familiar Videla y Colegio Williams Taylor.