La vocera de la Corte Suprema, Gloria Ana Chevesich, condenó las amenazas y protestas que ha recibido la jueza de Garantía Andrea Acevedo, luego de una resolución de medidas cautelares.


“El Poder Judicial, en general, y la Corte Suprema, en particular, condena, reprocha y rechaza terminantemente los actos que han dado a conocer los medios de comunicación social, esto es, las amenazas y actos de hostigamiento que se han dirigido y que ha sido objeto la magistrada Andrea Acevedo, jueza del Décimo Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago, motivadas por una decisión que adoptó en una audiencia de formalización y de solicitud de medidas cautelares”, enfatizó.


La autoridad precisó que todas las partes de una causa tienen la posibilidad de impugnar las resoluciones judiciales, pero siempre dentro del marco de la ley y no con acciones paralelas que buscan amedrentar a los magistrados: “La única vía que existe en nuestra legislación para impugnar una decisión adoptada por un tribunal de justicia es, precisamente, los recursos establecidos en la ley, por lo tanto no corresponde que se hagan este tipo de actos que parece que están dirigidos a amedrentar a los jueces y juezas que están a cargo de las investigaciones que se están iniciando por el Ministerio Público”.

“Todas las personas, evidentemente , tienen el derecho a conocer las decisiones que se adoptan por los tribunales de justicia, también para emitir opinión a su respecto y es por eso que el Poder Judicial ha adoptado una política de difusión de las audiencias que se llevan a cabo en los juzgados de Garantía y tribunales Orales y además de publicaciones de las sentencias dictadas, pero es inaceptable que se realicen acciones como las ya señaladas que se han dado a conocer de manera profusa por los medios de comunicación social porque parece que están dirigidas a presionar o intimidar a la jueza señora Acevedo . Por eso hacemos un llamado a no seguir en ese camino”, explicó.

Por último, la portavoz del Poder Judicial hizo un llamado a las juezas y jueces a no ceder ante este tipo de presiones y resolver los conflictos en base a los hechos y reflexiones de derecho: “Con todo, corresponde relevar lo ya manifestado por el presidente de la Corte Suprema en el sentido que las juezas y los jueces al decidir el asunto que ha sido puesto en conocimiento de ellos deben tener siempre presente el mérito de los antecedentes y las resoluciones que emitan deben contener los argumentos de hecho que surjan de la ponderación de la prueba que ha sido puesta en su conocimiento por los litigantes y, también, las reflexiones de derecho aplicables y hoy, con mayor razón, se hace imperioso que nuestras sentencias respondan a un actuar sereno, mesurado y reflexivo, sin estridencias, que asegure una decisión justa teniendo presente las informaciones que se someten a nuestro conocimiento. Por último, esta Corte Suprema hace un llamado a las juezas y jueces que cumplan la labor que han asumido y que dicten y hagan los dictamines en los términos indicados, y que no cedan ante presiones de ningún tipo, debiendo siempre recordar el juramento que prestaron al asumir el cargo de respetar la Constitución y las leyes de la República”.