El ministro Pedro Güiza Gutiérrez asumió ayer – lunes 1 de marzo- como presidente de la Corte de Apelaciones de Iquique para el año judicial 2021, sucediendo en el cargo a la ministra Mónica Olivares Ojeda.

Al asumir la presidencia por el período 2021, el ministro Pedro Güiza destacó el trabajo realizado por la ministra Olivares durante el 2020, quien –recalcó- “con su profesionalismo y dedicación profesional debió enfrentar una presidencia marcada por la pandemia declarada a nivel mundial y que afectó el normal funcionamiento y desarrollo de actividades judiciales, incluyendo nuestra labor jurisdiccional”.

Afirmó que la ministra Olivares deja un camino trazado para “continuar cumpliendo nuestras funciones, tratando de superar todos los momentos complejos que puedan suscitarse para, de este modo, entregar un servicio judicial de calidad, conforme estas nuevas circunstancias”.

Resaltó que asume consciente que la situación de emergencia aún no ha sido superada, pero “estoy cierto que contamos con el elemento principal para superar las dificultades, que es el compromiso y la vocación de cada uno de los que se desempeñan en esta jurisdicción”.

El ministro Güiza  se desempeñó como oficial tercero del Séptimo Juzgado del Crimen de Santiago. Además en su carrera judicial se ha desempeñado como secretario del Juzgado de Letras de Santa Cruz, secretario del Juzgado de Letras de Rancagua y relator de la Corte de Apelaciones de Rancagua, entre otras funciones.

Desde el año 2005 es ministro de la Corte de Apelaciones de Iquique, asumiendo este 2021 por cuarta vez la presidencia del tribunal de alzada.

MINISTRA MÓNICA OLIVARES OJEDA ENTREGA CUENTA PÚBLICA DE SU GESTIÓN

En una ceremonia virtual, la ministra Mónica Olivares Ojeda entregó ayer la cuenta de la gestión que encabezó como presidenta de la Corte de Apelaciones de Iquique durante el año 2020, como parte del inicio oficial del año judicial 2021 en la jurisdicción.

En la ocasión –en la que también se oficializó la asunción a la presidencia del ministro Pedro Güiza por el período 2021-, la ministra Olivares recordó que al asumir  el  1 de marzo de 2020 expresó su intención de incorporar el teletrabajo como una herramienta más para mejorar el desempeño de la jurisdicción, “sin avizorar que esta modalidad se convertiría en nuestra forma permanente de trabajo” a raíz de la pandemia que afecta al país y al mundo.

Señaló que de acuerdo a administradores, secretarios de tribunales y coordinadores de los mismos, “la pandemia tuvo una baja repercusión en lo que fue el desarrollo de las audiencias por el sistema de videoconferencia a través de la plataforma Zoom”, esto luego de los ajustes necesarios para efectuar las labores bajo el sistema de teletrabajo en resguardo de la salud de funcionarios y usuarios.

Destacó además la incorporación en octubre pasado de la plataforma virtual conecta.pjud.cl en los juzgados de Familia de Iquique, de Alto Hospicio y Pozo Almonte, que consiste en una ventanilla única digital de atención a usuarios, a través de videollamada, Whatsapp y chat.

Respecto de la gestión jurisdiccional y administrativa durante su presidencia, la ministra Olivares indicó que en el período de enero a diciembre de 2020, la Corte de Apelaciones de Iquique registró el ingreso de 2.812 causas jurisdiccionales y un término de 2.836, correspondiendo estos a 890 recursos de protección y 316 de amparo; 594 causas de materia Civil, 524 Penales, 214 Laborales, 209 de Familia, 50 de Policía Local, 12 tributario y aduanero; 8 contencioso administrativo, 18 exhortos y 1 asunto en primera instancia y fuero.

Señaló que los tribunales de letras de esta ciudad sumaron 19.947 ingresos y concluyeron en total 7.455 causas, correspondientes a 5.854 procedimientos ejecutivos, 370 ordinarios, 339 sumarios, 406 voluntarios y los restantes se dividen entre gestiones preparatorias y procedimientos concursales.

Con respecto a los tribunales reformados en materia Penal, Familia y Laboral, más los juzgados mixtos de Pozo Almonte y Alto Hospicio, se registró un ingreso total de 54.221 causas, un aumento de 12,3% en relación al 2019, aumento motivado por incrementos registrados principalmente en la materia Penal.

La ministra Olivares agregó que en el caso del Juzgado de Familia de Iquique tuvo un ingreso de 10.156 causas, presentando una baja en relación con el año 2019. Sin embargo, los escritos ingresados durante el 2020 superaron en un 42% a los ingresados en 2019, así como también las resoluciones que alcanzaron una cifra superior en un 35% en comparación con el mismo período, determinado por los dos procesos de retiro del 10% de las administradoras de fondos de pensiones.

La presidente saliente destacó además que el fenómeno de la migración se reflejó en el trabajo de la Corte de Apelaciones de Iquique y los juzgados de Familia de Iquique y Pozo Almonte.

Así en el período enero a diciembre de 2020, el tribunal de alzada registró un ingreso de 85 recursos de amparo relacionados con esta materia, representando un 27,7% del total de amparos ingresados el año pasado, los que ingresaron principalmente en los meses de octubre, noviembre y diciembre últimos.

En el caso del Juzgado de Familia de Iquique, a partir del mes de septiembre experimentó un aumento considerable de solicitudes de medidas de protección como consecuencia directa del aumento de flujo migratorio. Es así que al 22 de febrero de 2021 se contabilizaban 175 causas de protección, correspondientes a 213 niños, niñas y adolescentes migrantes en situación irregular.

En el caso de Pozo Almonte, este juzgado también registró un alza de ingresos de causas proteccionales relacionadas a migrantes desde septiembre de 2020. Conforme registros del tribunal, en el período de septiembre de año 2020 a 22 de febrero de 2021 se han ingresado 374 causas de protección, de las cuales 251 se originan por NNA migrantes, que involucran a 2.301 niños, niñas y adolescentes, cifras que evidencian el aumento de actividad por este motivo de ingreso, detalló.

image_pdfimage_print