Emprendimientos de mujeres en situación de vulnerabilidad

Mujeres jefas de hogar realizan muestras de sus trabajos aprendidos en los talleres municipales de reciclaje de Navidad en el hall principal del municipio. Figuras de viejos pascueros y el reno Rodolfo sobresalen entre las obras más solicitadas por el público.

En la oportunidad las obras consistentes en manualidades de tela, cartón, plástico y madera con motivo navideño, además de ser expuestas para que las personas que andaban haciendo trámites en el municipio, conocieran de los artículos confeccionados por las mujeres de la comuna, también pudieran comprar esos productos a precios muy convenientes.

Al respecto, Genoveva Cavieres,  monitora de la biblioteca municipal a cargo del taller que cada año se desarrolla en beneficio de las mujeres, dijo que el evento en la Municipalidad, el cual es una instancia para que las 20 personas que cumplieron exitosamente el curso iniciado en el mes de septiembre y está terminando con esta muestra, vean y sientan  que su trabajo es reconocido y respetado.

Asimismo, que el esfuerzo y sacrificio desplegado en asistir a los talleres puede ayudarle a emprender en un pequeño negocio que las ayudaría a generar recursos y mejorar su calidad de vida.

De hecho, precisó, el municipio para apoyarlas en esa gestión es que autorizó desde el 2 hasta 5 de diciembre para que se instalen en el sector de la placa bancaria donde puedan vender sus creaciones. Además, posterior a ese lugar, se les está buscando otros puntos para que den a conocer sus motivos y figuras navideñas.

Alumnas emprendedoras

Por su parte, la tallerista Guadalupe Jeraldo, vecina del sector La Tortuga, expresó que la iniciativa impulsada por el consistorio para que las mujeres de la comuna independientemente de su situación, puedan aprender estos oficios de artesanía, tejidos y manualidades, es de mucha importancia para ellas. «Muchas somos de familias muy vulnerables y los recursos que recibimos por la pensión solidaria, no nos alcanza para cubrir muchas necesidades básicas. Con estos conocimientos de confeccionar figuras de telas en forma de arbolitos y animalitos, entregados por la profesora del taller, nos están dando la posibilidad de un emprendimiento desde la casa misma y no se requiere de mucho dinero para empezar, ya que usamos materiales de bajo costo y reciclable», aseveró.

En tanto, Isabel Fukumato, residente en el centro de la comuna, dijo que el taller era muy bueno para que muchas mujeres puedan mejorar su situación de vida. Por un lado, además de poder vender sus obras, ella generan relaciones y amistad que les cambia su estado de ánimo. «Todas nos apoyamos y con la voluntad y paciencia de la monitora Genoveva, aprendemos de cero el arte de las manualidades que nos fortalece el espíritu y la capacidad de que podemos hacer cosas útiles y diferentes, a pesar que muchas ya no somos tan jóvenes», afirmó.

La vecina Mónica Vargas del sector La Pampa, también coincidió en lo dicho por sus compañeras de taller de reciclaje de Navidad, precisó que lo aprendido fue una bonita oportunidad para generar ingresos y así tener un mejor pasar. «Por la edad que tenemos ya no  nos dan trabajo y eso nos deprime bastante, por eso, aprender estas confecciones  de figuritas que se pueden vender de puerta en puerta, en la casa o por vía de internet, la considero muy positiva. Por tanto, agradezco la iniciativa creada por el municipio para que las personas puedan desarrollarse en lo económico y también en lo personal con la interacción con otras mujeres que nos permite socializar y compartir en camaradería», subrayó.

Por lo expuesto por las alumnas de los talleres de Navidad, se puede evidenciar que éstos han servido y se han convertido en una importante herramienta para sortear en mejores condiciones su situación de vida y a la vez,  en un golpe anímico para su salud.

Por otra parte, según la profesora a cargo del taller, desde que se iniciaron los cursos, hace 4 años atrás, más de 500 personas han aprendido y participado, no solo de este último taller de reciclaje, de 4 que se imparten durante cada año, entre ellos talleres de jeans, pintura de botellas y crochet.