Isabel Plá Jarufe, Ministra de la Mujer y Equidad de Género:

  • Con la inauguración del “Centro Originarias”, se inició la segunda fase del Convenio, que durante el 2016 suscribieran ONU Mujeres con la minera Teck, enfocado en la implementación del Programa de Empoderamiento de Mujeres Indígenas del Norte de Chile. Es el primero en su tipo en Latinoamérica y está llamado a ser también un semillero de nuevos negocios con miras a comercializar sus productos en los mercados mundiales.

Isabel Frías

Periodista U.C.

Fue un día especial en calle O’Higgins 821, en el centro de la ciudad Iquique: pasadas las 9 de la mañana se cerró la calle y una banda de música andina anunciaba lo que parecía se convertiría en una fiesta. En realidad era algo muy parecido, que tuvo mucho de celebración pero también de hito solemne, porque allí se inauguraba con la presencia de las más altas autoridades locales y regionales el Centro Originarias, el primer centro latinoamericano dedicado a promover el emprendimiento liderado por mujeres indígenas.

Allí las dueñas de casa serán, por cierto, los grupos de mujeres provenientes desde diferentes entidades y colectivos de las regiones de la zona norte de nuestro país. Sin embargo,  en realidad será “un punto de intercambio” de saberes ancestrales y también de vanguardia, donde confluirán mujeres emprendedoras, provenientes de pueblos originarios de toda Latinoamérica.

“Hay un propósito en esta iniciativa que es muy importante destacar para el Gobierno de Sebastián Piñera, como es levantar barreras para que las mujeres se incorporen de manera plena a la economía, especialmente en el caso de los pueblos originarios, por un elemento de justicia social y además porque como sociedad necesitamos que ellas se incorporen de verdad al progreso si queremos ser un país desarrollado”.

 En el Centro Originarias de Iquique, las mujeres indígenas de la Zona Norte de Chile y del resto de América Latina no sólo aprenderán y asistirán a cursos de capacitación. También se darán cita en ese lugar para enseñar a otras mujeres y compartir sus conocimientos ancestrales. 

“Como Ministerio apoyamos ésta y todas las iniciativas que convoquen a las mujeres a formarse, donde encuentren las herramientas que les faciliten la comercialización de sus productos en mercado globalizados. En este Centro Originarias de Iquique -que es además, añade, un ejemplo excepcional de alianza público-privada y donde la participación de la empresa minera Teck que ha facilitado los recursos de financiamiento- las mujeres no sólo van a venir a aprender sino a enseñar todo lo que saben de sus productos, los que poseen una alta calidad y son valorados sobretodo en el extranjero y las grandes economías”.

En este punto, la Secretaria de Estado recuerda que hace alrededor de dos meses, la cartera que ella encabeza firmó un “Convenio con Pro-Chile para que los emprendedores y especialmente las mujeres emprendedoras indígenas puedan exportar de manera más expedita y eficiente”.

Isabel Plá enfatiza que los productos realizados por las mujeres indígenas son valorados pero “tienen dificultades evidentes y concretas para acceder a nuestra plataforma exportadora; por ello, se está trabajando en la implementación de un Programa Especial de Capacitación de Pro-Chile para la Exportación de sus productos y que está focalizado específicamente en emprendedoras de pueblos originarios.

La Ministra Plá asimismo adelanta que durante la primera semana de octubre, en el Encuentro APEC que se desarrollará en La Serena, se efectuará una Presentación inédita de esta nueva línea de trabajo, considerada “prioritaria” por el Ejecutivo. Y añade: “Es importante que todo el país sepa que las mujeres indígenas hacen un aporte directo a nuestra economía, y no solamente a sus familias y comunidades. Ellas son parte del Producto Interno Bruto de Chile, lo cual está invisibilizado, pero es tarea de todos romper ese paradigma y apoyarlas decididamente para salir al mundo”.

En conversación con nuestro diario, la Ministra Plá enfatizó las grandes proyecciones que se abren para la mujer indígena gracias a un programa de Pro-Chile donde las emprendedoras indígenas se subirán a la plataforma exportadora de nuestro país. “Sus productos son altamente valorados en el primer mundo –sostiene- y con su inteligencia más las herramientas del Estado podrán potenciar ese gran capital  cultural que exhiben en artículos tan diversos como lanas, tejidos, artesanía, orfebrería y cerámica, entre otros”.