Hacen llamado a no arrojar basura y escombros en lugares prohibidos

A pesar de la compleja situación que vive la comuna por la crisis sanitaria producida por el coronavirus, COVID-19, muchas personas parecen no entender la gravedad del hecho y en nada ayudan a evitar que la comuna se mantenga limpia, ordenada y libre de focos de infección que pueden también afectar la salud de la población.

Una de esas causales es la irresponsabilidad de algunos malos ciudadanos que arrojan basuras y escombros en cualquier lugar de la comuna, creando microbasurales.

Frente a esa realidad el alcalde Patricio Ferreira igual continúa con su equipo de Medio Ambiente, Aseo y Ornato con personal en turnos éticos para que la vida de la ciudadanía se desarrolle con normalidad.

En los últimos días maquinaria municipal ha retirado de distintos puntos de la comuna toneladas de desechos domiciliarios y escombros de todo tipo. Solo en el sector de la tomas de El Boro decenas de toneladas se recogieron. No es primera vez que en ese mismo sector los camiones municipales realizan limpieza del lugar. Vecinos de las tomas se quejan que vienen de otros sectores de la comuna a arrojar su basura, ya que se aprovechan de la poca iluminación y lejanía.

Parece que las medidas y multas a los infractores por violar las normas medioambientales no los amedrentan. La autoridad municipal ha sido reiterativa en esta materia y seguirá aplicando sanciones a quienes dañan la salud y el entorno de la población de Alto Hospicio.

Al respecto, el encargado de la dirección municipal de Medioambiente Aseo y Ornato, Edgar Ortega, explicó que junto a Seguridad Ciudadana, siguen velando en toda la comuna el cumplimiento de las leyes medioambientales que parten de multas 5 UTM.

Además de este control ambiental que se está haciendo con la creación de microbasurales, dijo que también se está fiscalizando a empresas comerciales e industriales  que incumplen reglas que atentan la salud y en la comuna; entre ellas a panaderías que utilizan leñas húmedas, malas condiciones higiénicas y contaminación por humo. Las multas precisó han sido de 10 UTM como mínimo.

De todas formas, aseveró que para mantener una ciudad limpia hermosa y sana, no basta que los equipos municipales estén diariamente fiscalizando que se cumplan lo que rige la normativa medioambiental, sino también se requiere un compromiso mayor de todos los que viven en la comuna y respeten los horarios de recogida de residuos domiciliarios, utilicen como corresponde los más de 50 contenedores y bateas ubicadas en avenidas y calles de la ciudad.

Ortega recordó también que el patio de escombros municipal está atendiendo en horario especial de 8.30 a 13.00 horas los días lunes, miércoles y viernes.