El sostenido crecimiento de la población en la comuna de Alto Hospicio en el último tiempo no difiere mucho de lo que ocurre a lo largo del país, sobre todo en lo que refiere al adulto mayor. Cada día el país envejece más y eso se evidencia con un porcentaje cada vez más bajo de nacimiento de niños. Datos extraoficiales indican en más de 10 por ciento del total de población en el sector de la tercera edad.

En lo que corresponde a Alto Hospicio, estudios indican en alrededor de 7.836 personas mayores de 60 años. Este grupo etario que percibe sus ingresos a través del pago de una pensión solidaria o de vejez, está considerado en uno de los grupos de mayor vulnerabilidad social del país. (El 73 por ciento de ellos presenta un 40 por ciento de mayor vulnerabilidad, según el INE).

Frente a ese complejo tema que vive ese sector social de la comuna, la actual administración de Patricio Ferreira ha gestionado diversas políticas públicas para ir mejorando sus condiciones de vida, a través del Programa Adulto Mayor implementado por la Oficina del Adulto Mayor. Entre ellas la integración a actividades recreativas, atención de salud, autonomía y autovalentes, en que sus problemas sean resueltos de manera oportuna y asegurando su calidad de vida.

Además la preocupación del gobierno comunal se ha visto enfrentada a la alta demanda de viviendas por parte de este segmento de la sociedad, ya que muchos de ellos al no tener una vivienda digna donde vivir, el no contar con los recursos económicos suficientes para cubrir un arriendo, ha creado todo un drama social complejo de resolver.

Para ir tratando de resolver esta problemática que afecta a un importante números de personas de la tercera edad, el municipio a través de la Dirección de Desarrollo Comunitario, DIDECO, está gestionando una mesa de trabajo con la Dirección del Servicio Vivienda y Urbanismo, SERVIU, para resolver ese tema relevante para los adultos mayores.

Entre las temáticas a plantear, el municipio está preocupado por las denuncias de los propios adultos mayores que relatan que viviendas destinadas para ellos por el Gobierno en la comuna, están siendo mal utilizadas. Informaciones indican que alrededor de 10 casas, que son asignadas a ellos, hoy residen personas más jóvenes con problemática de consumo de drogas y extranjeros.

Cabe consignar que el Servicio Nacional del Adulto Mayor, SENAMA cuenta con un fondo de articulación y apoyo, según el nivel de funcionalidad en complemento con una solución habitacional para afrontar la vulnerabilidad de la vejez. Con ello se busca contribuir con la prevención, mantención y rehabilitación de las personas mayores a través de la asistencia y atención integral.