Fue agridulce este Dakar porque mejoré con creces lo realizado el año pasado. Pese a la caída, fue un Dakar positivo porque lideré la carrera durante tres etapas consecutivas, algo que en la prueba no había sido común, ya que hubo mucho intercambio en la punta. Con toda la experiencia ganada, el próximo año tendré un mejor Dakar 

Feliz de estar en su casa en la tierra de campeones y mucho más descansado después de dos semanas intensas de carrera en el 43° Rally Dakar en Arabia Saudita, se encuentra José Ignacio Cornejo (Monster Energy Honda Team), quien a falta de dos etapas debió abandonar la competencia tras chocar con una piedra en el kilómetro 252 de la etapa 10.

En el momento el iquiqueño estuvo varios minutos inconsciente, sin embargo, continuó en carrera por 90 kilómetros hasta llegar al puesto de control, donde se percataron de los golpes en el casco y en la moto Honda. Fue revisado por los médicos y debió abandonar el evento por seguridad. Así fue llevado a dos centros asistenciales hasta que se le dio el alta el viernes por la tarde.

Ayer, 24 horas de haber llegado al país, el piloto ofreció una conferencia de prensa virtual donde dio a conocer los detalles de las tres etapas que lideró (7, 8 y 9) y de la caída que le pudo costar caro considerando que rodó a más de 105 kilómetros por hora.

“Me siento mucho mejor. Solo me quedan algunos dolores musculares, en el cuello y en la cadera izquierda donde me golpeé muy fuerte, y que todavía me duele. Debo estar en reposo un par de semanas para mejorar. Esta situación me la debo tomar con calma, además por los dolores en la cabeza debido al golpe. Este momento me lo debo tomar con seriedad”, indicó en la conferencia virtual.

Luego de la muerte del piloto francés Pierre Cherpin, como consecuencia de una caída en la etapa 6 del viernes 8, y otra docena de accidentes y fracturados, Nacho Cornejo asimila lo que vivió y reflexiona que pudo haber sido mucho más grave. “Fue un error, una desconcentración de un segundo que me hizo golpear una piedra en el desierto que no vi. Le pegué con la rueda trasera. Me acuerdo de que volé sobre el manubrio y de ahí se me borró la película, hasta que me levanté varios minutos después muy adolorido. Como pude me subí a la moto, la hice andar y seguí en ruta hasta llegar a un primer control”.

Respecto a lo que viene, señaló que no subirá a la moto en un mes para evitar cualquier riesgo. Después de un par de semanas retomará los entrenamientos y la preparación física. “Creo que la saqué barata para la caída que fue. Las mismas protecciones que usamos y mi estado físico me ayudaron mucho para evitar lesiones serias”, comentó Nacho Cornejo.

El piloto de 26 años aprovechará descansar hasta recuperarse bien y volver a los entrenamientos técnicos y físicos con el objetivo de prepararse para el Campeonato Mundial de Rally Cross Country y para el Dakar 2022.

Sólo moretones y traumatismos menores en la frente, brazo y pierna izquierda y la cadera del mismo lado, son las huellas de haber chocado con una piedra a más de 100 kph.

Fotos: Prensa HRC

image_pdfimage_print