Diez infracciones por no contar con permiso municipal para la venta de diferentes productos fueron cursadas por inspectores municipales en un operativo de fiscalización al comercio irregular que se instala con motivo de la Octava de San Lorenzo.

La fiscalización, coordinada por la Gobernación Provincial de Iquique, partió en calle Sotomayor con 21 de Mayo, donde se decomisaron carros de completos, parrillas, brochetas, carne, pollo y papas fritas, productos que no cumplían con las mínimas medidas de higiene, “transformándose en un peligro para la salud de la personas que asisten a esta festividad. Y ese es el propósito de esta fiscalización: evitar la venta de productos  en la calle, considerando que aquellos no tienen ningún tipo de resolución sanitaria y además su venta no cumple con normas de higiene, siendo un claro agente para enfermedades gastrointestinales”, dijo el gobernador Álvaro Jofré, a quien acompañaba el comisario de la Primera Comisaría, mayor Claudio Pavez.

En la fiscalización a los puestos de comida irregulares participaron funcionarios de la seremi de Salud, Municipalidad de Iquique, Primera Comisaría de Carabineros y Gobernación Provincial de Iquique.