Mientras Colchane y Camiña se mantienen en Fase 3 y niveles razonables de contagio, la situación es totalmente distinta en la comuna de Pica. Sobre el avance y control de la pandemia conversó con El Longino Natan Olivos, gobernador del Tamarugal, quien llamó a redoblar las medidas de autocuidado sanitario y también a postular a los “fondos orientados a entidades comunitarias, los que pueden ser una ayuda adicional durante la pandemia”. 

Isabel Frías 

Periodista U.C. 

A casi mes y medio de asumir como Gobernador de la Provincia del Tamarugal, el Doctorado en Educación Natan Olivos Núñez (44, militante de Evopoli) ha debido hacer frente a dos eventos bien complejos en muy poco tiempo, como son la crisis migratoria y la pandemia del coronavirus. 

El profesional —ex Seremi de Educación de Tarapacá— ha tomado esa circunstancia como un gran desafío y, desde Huara, acepta sin mayor problema una entrevista “de agenda abierta” con el diario El Longino.

Las comunas bajo su Gobernación tienen un comportamiento diferente desde el punto de vista sanitario, algunas son turísticas y otras abarcan faenas mineras. ¿Cuál es el balance de su zona, entrando ya al otoño este fin de semana? 

— Como bien señala, el Tamarugal tiene distintas realidades. Colchane y Camiña, por ejemplo, están en Fase 3 (Preparación). Huara salió hace algunas semanas de cuarentena y hoy se encuentra en Fase 2 (Transición) y algo similar sucede con Pozo Almonte. 

Si tuviera que hacer un análisis diría que, en nuestra provincia, se ha replicado el fenómeno dibujado a nivel nacional, donde no hay un patrón fijo de comportamiento respecto a los contagios por coronavirus. Sin embargo, en las dos primeras, por ser comunas más alejadas de los grandes centros urbanos existe un menor tránsito y de desplazamientos de las personas por lo cual se han mantenido más estables, desde el punto de vista sanitario. 

Se lo pregunto entonces, de otra manera. ¿Cuál es la comuna que más le preocupa a la Gobernación del Tamarugal para efectos de la pandemia? 

— Hoy, sin duda, es Pica porque es la única que, en nuestra provincia, está en Fase 1, de confinamiento total y porque es una de las comunas más turísticas de la región de Tarapacá. Por ese motivo, allí se están desarrollando todas las acciones de control y de manejo para que Pica pueda superar esta situación y avanzar en el Plan Paso a Paso. 

¿Y cómo se están apoyando los hogares de todas estas comunas en materia económica y las postulaciones a los subsidios estatales en zonas apartadas, con baja conectividad? En su calidad de gobernador, ¿cómo le ha tomado el pulso a ese proceso, en el terreno mismo? 

— Los subsidios que otorga el gobierno están siendo gestionados por el Ministerio de Desarrollo Social y Familia, pero en mis recorridos diarios por las diferentes comunas veo como la gente está muy agradecida porque han podido tener recursos para enfrentar la pandemia y, sobre todo, en los peores momentos. En la actualidad estamos difundiéndolos los diferentes beneficios, los cuales se han extendido. 

Pero, también la Gobernación tiene fondos propios que pueden ser destinados a apoyar a la población, de manera directa. 

— Nosotros en el Tamarugal tenemos y manejamos de manera directa el Fondo Organización Regional de Acción Social (ORASMI) que no está creado por efecto de la emergencia sanitaria, pero sí que pueden ser postulados porque abarcan aspectos de salud, de alimentos y medicamentos también.  

En ese sentido, el ORASMI es muy relevante porque llega de manera directa a aquellos vecinos y vecinas que tienen algunos de estos requerimientos o necesidades, las que hoy se ven acrecentados por la pandemia. Y, por lado, también tenemos el Fondo Presidente de la República que por estos días lo estamos promocionando fuertemente dado que estamos en pleno proceso de postulación y, que vale la pena resaltar, llega principalmente a organizaciones para mejorar o financiar proyectos comunitarios de equipamiento o implementación. 

¿Quiénes pueden postular a estos recursos provinciales, grosso modo

— Organizaciones sociales. Es decir, pueden acceder a estos recursos juntas de vecinos, clubes deportivos, clubes del adulto mayor, asociaciones indígenas, entre otros. 

A todos ellos los llamaría a postular, ojalá con proyectos que tengan relación con la situación pandémica que estamos atravesando. 

Sabemos que estos fondos son de alto impacto porque favorecen a las comunidades directamente. 

image_pdfimage_print