Luego del término de la fiesta pirotécnica de recibimiento del 2019, que congregó a más de 5 mil personas

 

Las actividades por la celebración del Año Nuevo que se realizaron en el parque de Los Cóndores por parte de la Municipalidad de Alto Hospicio, terminaron sin ningún contratiempo y los operativos dispuestos por el alcalde Patricio Ferreira, de contingente humano y equipo para atender de la mejor manera a los miles de asistentes a la fiesta de Año Nuevo, se cumplieron con creces.

El resguardo de la población, realizada tanto por Carabineros de Chile más la incorporación de unidades de bomberos, ambulancias, inspectores, y un turno de unidades eléctricas, resultó sin problemas hasta el cierre de la fiesta de Fuegos Artificiales.

La Dirección de Aseo y Ornato para hacer eficiente las labores de limpieza y mantenimiento, contempló cuadrillas de trabajadores; camiones tolvas,  cargadores frontales y camiones tres cuarto, además de camionetas y camiones aljibes, que actuarían ante cualquier emergencia, sea por la generación de incendio producto del uso y manipulación de los fuegos artificiales.

Luego de concluido los festejos, se empezó a habilitar todo el sector cercado para el magno evento con el desarme de todas sus instalaciones y limpieza del área que abarcó el parque de avenida Circunvalación del sector de La Quebradilla, donde se habilitó el lanzamiento de los fuegos de artificio.

El área en cuestión que albergó a miles de hospicianos y turistas, según el encargado de operaciones de la Dirección de Aseo y Ornato, Ricardo Jara, empezó a habilitarse inmediatamente durante las primeras horas del 1 de enero, culminando el martes 2, con el retiro total de 70 toneladas de basura, consistentes en accesorios como guirnaldas, envases de vidrios y basura en general.

Para esta última etapa, se ocuparon 13 camiones tolvas, 1 cargador frontal y 11 funcionarios.