Celebración del Día del Padre:

Conversamos con algunas familias para saber de qué manera planearon este día junto al “Rey del Hogar”. En tanto en las diferentes arterias iquiqueñas, padres e hijos paseaban disfrutando de las bondades de la Plaza Prat, el Paseo Baquedano y nuestro borde costero.

Desde muy temprano las diferentes familias en la ciudad salían a la calle en compañía de los festejados durante el fin de semana, hablamos de los papás. En gran parte de la jornada de ayer los papitos recibieron el cariño de sus seres queridos y la mayoría fue “regaloneado” de alguna u otra manera.

El punto neurálgico de las celebraciones se dio en el Mercado Centenario. El desayuno fue el punta pie inicial, para un día lleno de sorpresas y festejar a papá como ellos se lo merecen. En tanto en las diferentes arterias céntricas padres e hijos paseaban disfrutando de las bondades de la Plaza Prat, el Paseo Baquedano y nuestro borde costero.

Conversamos con algunas familias para saber de qué manera planearon este día junto al “Rey del Hogar”. Desde comidas especiales, regalos “especiales” y hasta ritos de festejos tradicionales de padres junto a sus hijos, fueron parte de lo que nos dejó la celebración del Día del Padre en nuestra ciudad.

PILAR IMPORTANTE

Entre risas, Jonathan Rojas Riquelme nos cuenta que lo sacaron de la cama para salir.  Junto a su esposa, Ana Elizabeth Bámbara y a sus hijos, Jacob y Abigail se refiere a como tienen planeado el día y la importancia de poder compartir en familia “es importante ser pilar fundamental en el matrimonio, no solo el hombre, sino también la mujer. Esto más que nada se construye paso a paso, día a día, con amor, esfuerzo y dedicación. Después vamos a almorzar comida china y de regalo me dieron el perfume que quería”, señaló.

GRATIFICANTE

Gonzalo Sepúlveda desayunaba con Agustina, una de sus hijas y nos comentaba acerca de lo positivo que es poder compartir este día, ya que en otras oportunidades no había podido debido a su trabajo. Pese a que todavía no había llegado su regalo, agrega que “de repente uno no está aquí, está en faena, entonces igual es gratificante compartir con los niños. Hay varias oportunidades en que uno no está en el hogar, por eso hay que aprovechar. Después iremos a buscar a mí otra hija y vamos a salir a pasear. El regalo que me den será bien recibido”, concluyó.

EL CACIQUE Y SUS HIJOS

Tradicionalmente los hombres de la familia Olivares se juntan sagradamente para conmemorar al “Cacique” Juan, no solamente para el Día del Padre, sino que también para el cumpleaños del progenitor. Junto a sus hijos Luis, “la guagua”, Sergio, “la del medio” y Juan “el mayor”, nos cuenta que todos los años ya se ha hecho habitual este ritual. Como familia iquiqueña les preguntamos cómo ha cambiado con el paso de los años en la ciudad este tipo de celebraciones, Sergio Olivares no cuenta “antiguamente se festejaba más en familia, pero ahora ya la familia en estos tiempos ha ido creciendo, hay gente que no está, pero seguimos la tradición nuestra que es celebrar el cumpleaños y el Día del Padre en este local”.

Finalmente el clan Olivares dijo que sabían dónde comenzaban a festejar, pero no sabían dónde lo iban a terminar “eso es secreto, para que no se enteren nuestras señoras”, dijeron a coro.

REGALO ESPECIAL

Recién llegado del turno laboral, Víctor Ramos salió junto a su esposa Mariana Báez y sus hijas Danae y Noemí a celebrar su día. Se siente con suerte de poder compartir este Día del Padre en familia “se supone que tenía vacaciones, al final me las cancelaron y se dio que podemos aprovechar este día todos juntos en familia”, dijo Víctor.

Por su parte su esposa Mariana no confidenció, sin que Víctor se enterase, cual eran los planes para celebrarlo “primero vamos a tomar desayuno, después lo vamos a sacar a que se arregle un poquito, se haga un cariñito, vamos a invitarlo a almorzar ceviche que es su plato favorito y un regalo sorpresa para la noche”, concluyó entre risas.