●        Un trabajo conjunto de la Dirección de Tránsito y Transporte Público de la Municipalidad de iquique, las empresas de microbuses y la seremi de Transportes y Telecomunicaciones es el que se ha realizado para entregar un mejor servicio a los vecinos

 Mejorar la circulación de las micros, la seguridad en la toma de pasajeros y el tránsito de vehículos particulares en el sector de Tarapacá entre Obispo Carlos Labbé y Bartolomé Vivar son las problemáticas que está abordando la Dirección de Tránsito y Transporte Público de la Municipalidad de Iquique, en el marco del proyecto “Construcción de Refugios Peatonales”.

El trabajo, que se ha realizado en conjunto con la Seremi de Transportes y Telecomunicaciones, implementará paradas diferidas en los puntos neurálgicos mencionados anteriormente con sus respectivas señales indicadoras.

“Con esta iniciativa, queremos aportar a mejorar la experiencia de los usuarios del transporte público mayor, incentivar su uso evitando que más vehículos ingresen al sector centro y otorgando mayor seguridad a pasajeros y conductores”, expresó al respecto el alcalde Mauricio Soria Macchiavello. 

La situación actual permite que todas las micros que transitan por aquellos sectores paren en Tarapacá entre Obispo Labbé y Eleuterio Ramírez y vuelvan a detenerse en Tarapacá entre Ramírez y Vivar, es decir, en dos cuadras seguidas lo que provoca un problema de fluidez tanto para los propios choferes de los microbuses, como para los peatones y conductores de autos particulares, especialmente, en horarios de alto tráfico de vehículos.

Es por eso que, con las paradas diferidas que se implementarán, sólo las líneas N°5, 6, 9 y 10 podrán detenerse a tomar pasajeros en calle Tarapacá entre Obispo Labbé y  Ramírez y las líneas N°4, 7, 17 y 18 podrán hacerlo en Tarapacá entre  Ramírez y  Vivar.

image_pdfimage_print