Como “un mal día para la democracia en América Latina” calificó el senador Francisco Chahuán la jornada en que Nicolás Maduro está siendo investido para un nuevo mandato como Presidente de Venezuela, tras los controvertidos comicios llevados a cabo en ese país.

El senador sostuvo que lo más preocupante son las amenazas proferidas por Maduro al Grupo de Lima, que aseguró que no reconocerán un nuevo mandato del gobernante y lo instaron a dejar el poder. La respuesta del Gobierno venezolano fue enviar una nota de protesta a todos los países del grupo (incluido Chile) y además, el mandatario anunció “las más urgentes y crudas medidas diplomáticas” si no rectifican su postura, exigiendo que en 48 horas rectifiquen su posición.

“Nicolás Maduro ha sido el responsable del hambre y desesperanza de un país tan importante como Venezuela para América Latina. Y ahora además quiere transformarse en el matón del continente, amenazando al Grupo de Lima, que incluye a Chile. Hasta cuándo tendremos que aguantar este tipo de situaciones que sólo le hacen daño a la democracia”, sentenció el senador Chahuán.

El parlamentario agregó que Maduro “debería dejar de atacar a los países vecinos o a los presidentes elegidos democráticamente y preocuparse muchísimo más por los propios venezolanos”.  Agregó que “él debiera hacerse cargo de la inflación por las nubes, la enorme migración que han generados las malas condiciones internas de su país, las denuncias de organismos internacionales que hablan de torturas a disidentes y la sociedad civil, incluso de las dificultades para la libertad de prensa que existe en Venezuela.”