Una intensa jornada de análisis y el traspaso de experiencias en sus trayectorias en el Programa Mujeres Jefas de Hogar de SernamEG Tarapacá y ejecutada por el Municipio de Pozo Almonte, tuvieron participantes en el denominada Encuentro Comunal.

Divididas de grupos de trabajos, las pobladoras compar-tieron sus expectativas de ingreso, capacitación, apoyo al cuidado infantil y el empoderamiento femenino, dentro las líneas de acción como son las líneas dependientes (mundo laboral) e independiente emprendimiento). Ante la presencia de la directora del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género de Tarapacá, Milena Flores, la directora de Dideco de la Municipalidad de Pozo Almonte, Camila Torres, y la encargada del Programa Mujeres Jefas de Hogar en Tarapacá, Noemí Salinas, el coordinador de Programa Mujeres Jefas de Hogar en Pozo Almonte, Matías Torres y la encargada laboral Programa Mujeres Jefas de Hogar en Pozo Almonte, Gisselle Meza, escucharon atentamente las exposiciones de conclusión en la gran plenaria de esta iniciativa. Entre los principales planteamientos se cuentan; acceso a información de fondos de apoyo, orientación en postu-lación, el cuidado infantil de los niños/as cuando asisten a los talleres, cursos de empoderamiento femenino y emprendimiento, entre otros.

La directora (s) de SernamEG Tarapacá, Milena Flores, agradeció la participación de todas las asistentes en el Encuentro Comunal, “porque esto ayuda a fortalecer aún más el trabajo en conjunto con el ejecutor, el Municipio de Pozo Almonte, para que todas ustedes reciban las mejores capacitaciones en su deseo de crecer, empoderarse y cumplir sus metas personas y familiares, esa es nuestra meta y compromiso”.

La directora de Dideco de Pozo Almonte, Camila Torres, entregó su mensaje en representación del alcalde Richard Godoy, destacando el amplio interés de las mujeres de la comuna por aprovechar éstas instancias de apoyo.

“A través del convenio que tenemos con el SernamEG, buscamos que ellas puedan empoderarse, por medio de herramientas que les entregan en el Programa MJH, para sentirse seguras, ser personas autovalentes en lo social y económicamente. Es lo que nosotros queremos como comuna y lo que el alcalde desea concretar para ellas, un bienestar en todo ámbito”.

Ana Castellanos, una de las participantes de este año, mencionó que su trayecto-ria ha sido muy positiva. “Ha sido excelente porque las mujeres que vienen, saben lo que quieren lograr en sus metas y comparten sus aspiraciones de capacitación con todas, lo cual retroalimenta de forma óptima esta instancia”.

Hilda Cardone, es una emprendedora de vestimenta de trajes de baño en La Tirana y admite que estar en el programa le ha servido para ganar nuevas herramientas de fortalecimiento en su negocio. “He podido instruirme más, la forma más óptimas de vender y hacer atractiva mi idea de negocio, por lo que esta es una nueva experiencia para mí y me suma en todo sentido”.

Marcela Durán, comentó que es su primer año en el programa comunal. “Mi idea es emprender y me gustaría tener un negocio de abarrotes y panadería en Pozo Almonte, por lo que tengo las más altas expecta-tivas de los conocimientos que estoy recibiendo en el MJH”.

Tras el término de la jornada de trabajo grupal, las mujeres pudieron disfrutar de una instancia especial de relajo y almuerzo entre todas las asistentes, para continuar fortalecimiento las redes comunales y el empoderamiento femenino.