Mario Vergara

Pescadores mariscadores de Caleta Riquelme acusaron «excesivo control» de la autoridad marítima, en medio de la necesidad de trabajo y la pandemia que azota la economía de los hogares.

Manuel Villalobos, dirigente de los pescadores artesanales expresó la molestia de la comunidad de Caleta Riquelme que ejerce una fuerte fiscalización en la documentación para trabajar y la falta de algunos elementos esenciales. «Es cierto que debemos estar al día en todo lo que ellos exigen, pero hay demasiado control además es como abuso de poder porque nos dan vuelta las embarcaciones como si fuéramos delincuentes. Es cierto que algunos compañeros no tienen papeles al día y es porque el Registro Pesquero está cerrado, los registros están cerrados, no hay nada. Entonces la gente tiene que comer y por eso la necesidad de sacar productos del mar. La autoridad marítima actúa como estuvieron buscando delincuentes. Estamos vendiendo mariscos. Repito no están los tiempos para comprar bengalas, que ellos lo exigen, porque no tenemos ochenta o cien mil pesos para comprar las bengalas que nos exigen. No sacan nada con pasar partes y partes, si la gente no tiene con qué pagar esos partes. La autoridad marítima debe actuar con más sensibilidad social» dijo.

Manuel Villalobos, dirigente de los pescadores artesanales

Junto con lo anterior el dirigente dijo que la gente del sector sale a trabajar por la necesidad de llevar dinero para alimentar a sus familias, que hay pandemia, pero que la autoridad marítima actúa como si se estuviera en tiempos normales.

Capitán de puerto, Felipe Torres Silva

Capitán de Puerto

En tanto, el capitán de puerto, Felipe Torres Silva dijo que las fiscalizaciones siempre han sido las mismas.

«Lo que pasa es que hay faltas reiteradas que son lamentables por parte de los armadores hacia los pescadores porque no los proveen de elementos de seguridad. Los pescadores están sacando del mar recursos que no están autorizados. Ayer se decomisaron más de tres mil unidades de erizos. A bordo habían dos personas y uno de ellos no era pescador ni buzo mariscador, no contaban con ningún tipo de elemento de seguridad, por lo tanto este capitán de puerto no hará vista gorda frente a ese tipo de faltas que por lo demás son gravísimas».

Explicó que los pescadores le han formulado varios requerimientos y que frente a eso  harán varias cosas para mejorar el estándar para que ellos sigan trabajando de manera segura.

Consultado por el control contra el coronavirus, el capitán de  puerto reconoció que esa comunidad de Caleta Riquelme se ha comportado súper bien, que se han respetado las instrucciones de la autoridad sanitaria y que eso demuestra que hay bastante compromiso de los pescadores y buzos mariscadores. «Es por eso que desde mayo la caleta ha seguido funcionando de manera normal. Eso es porque los pescadores lo han hecho extremadamente bien».

En  un mensaje a los trabajadores del mar dijo que se debe respetar la normativa marítima y de seguridad.

image_pdfimage_print