Esto, en el marco de la investigación del caso por la muerte del comunero mapuche, Camilo Catrillanca y tras reunirse con el director general de Carabineros ayer en La Moneda.

El general director de Carabineros, Hermes Soto, acompañado del subdirector y de los cinco generales inspectores de la institución, llegaron ayer a La Moneda para sostener una reunión con el Presidente Sebastián Piñera y el ministro del Interior, Andrés Chadwick.

Esto, en el marco de la investigación del caso por la muerte del comunero mapuche, Camilo Catrillanca.

Hoy, el Mandatario en conversación con radio Bío Bío, sostuvo que lo “prudente” es que sea la Fiscalía la que esté a cargo de las indagatorias y no quedarse con la versión de “una parte”.

En ese sentido, recordó que “ya se han cometido muchos errores, en muchos gobiernos, por confiar ciegamente en la primera versión de Carabineros”.

“Recordemos el caso Huracán, recordemos las primeras versiones de la muerte de Camilo Catrillanca y, por tanto, como Presidente de la República, le pedí al general (director de Carabineros), es que se entregaran todos los antecedentes a la Fiscalía por además también le pedí que necesitamos una policía que actúe no solamente con mayor transparencia y apego a la ley, sino que con mayor eficacia en el combate a la delincuencia, el narcotráfico y el terrorismo”, añadió.

Contraloría

El Mandatario se refirió a la pugna entre el contralor Jorge Bermúdez y la subcontralora Dorithy Pérez, quien este lunes tras el fallo de la Corte Suprema, regresó a sus funciones.

El Presidente indicó que se debe “respetar el estado de derecho” y que se debe “acatar” el fallo de la Suprema.

Sin embargo, aseguró que le “preocupa” el cambio de la delegación de las facultades de la subcontralora.

“Esto no puede depender de la relación entre las personas, las instituciones están por encima de las personas y por lo tanto, si hay un conflicto permanente entre el contralor y el subcontralor, eso puede afectar la buena marcha de la Contraloría y eso a mí me preocupa”, indicó Piñera.

 

Fuente: La Tercera