La solicitud que día a día hace el Intendente de Tarapacá, Miguel Angel Quezada, esta siempre dirigida a toda la población tarapaqueña y principalmente a los de la provincia de Iquique:  “seamos responsables con los permisos temporales, solo salgamos para lo estrictamente necesario”.

¿Cuántas veces ha repetido esta frase la autoridad? Cada día y a cada momento desde que se constató el primer contagiado con el coronavirus, que en el último conteo correspondiente al día jueves llegó  a 136 y dos nuevos fallecidos.

“Sin embargo se pidieron este jueves 36 mil permisos, una disminución de un 2 % con respecto al día anterior. Siguen siendo muchas personas en la calle, lo que trae consigo más contagios que si comparamos con el promedio del mes de abril de 2 casos al día, contra casi 100 diarios en este mes”, precisó la autoridad regional.

Estas cifras de contagiados en constante crecimiento, de la cual no se vislumbra una disminución va a provocar probablemente que vamos a seguir en cuarentena total, por lo menos hasta el 12 de junio, sin temor a equivocarnos.

“ Estamos muy preocupados por lo que está ocurriendo en nuestra región y el único camino es resguardar la cuarentena, ser rigurosos para salir solo para lo urgente. Los pases temporales no son para salir todos los días. Les pedimos que colaboremos para no contagiar a más gente”.

RETORNO A SU PAÍS

También dio a conocer el retorno de los ciudadanos bolivianos, 105, que estaban en la residencia sanitaria del ex Colegio UNAP, que fueron despedidos por las autoridades durante la mañana de ayer.

“En este lugar habían 107 contagiados, ya recuperados, pero 105 viajaron. Había entre ellos un ciudadano peruano del cual ya se preocupa el cónsul del Perú y un menor de edad que está a la espera de la autorización del Tribunal de Familia, para volver a su país, Bolivia”, dijo el Intendente de Tarapacá.

Respecto al nuevo uso que se le dará a este edificio perteneciente a la Universidad Arturo Prat, la autoridad explico que luego de un proceso de sanitización se transformara en un albergue transitoria para personas en situación de calle, con capacidad para recibir hasta 50 de ellos.

image_pdfimage_print